Donaciones extranjeras: ¿Qué ha recibido Honduras para combatir la Covid-19?

543
donaciones
Taiwán se apuntó, por ahora, como el principal donante a Honduras durante la pandemia. Pero, otros países y organizaciones también dijeron presente.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Honduras no se quedó solo. Poco más de dos meses y medio después de que llegó la COVID-19 al país, aquejamos múltiples consecuencias; pero, las evidencias físicas convierten en un hecho irrefutable que varios países y organismos mostraron su más genuina solidaridad.

Diversas entidades optaron por hacer una cooperación económica. Otros, incluidos Gobiernos, organizaciones sin fines de lucro e instituciones internacionales decidieron proveer insumos médicos. La diplomacia y el asistencialismo forjaron un bastión salvavidas ante la incesante propagación del padecimiento en el país cinco estrellas.

Las numerosas denuncias por falta de transparencia y sobrevaloración en compras del Gobierno trajeron consigo incredulidad en su manejo de la pandemia. Muchos hondureños ven con un ojo menos crítico y más lleno de confianza el apoyo internacional que el gestionado desde la institucionalidad estatal.

Aún así, son las autoridades gubernamentales a quienes se les designa, en la mayoría de los casos, para que gestionen y distribuyen las donaciones.

En virtud de lo anterior, Diario TIEMPO Digital elaboró una recopilación de los donativos provistos a instituciones, desde organizaciones y Estados foráneos, para su repartición y atención de la crisis sanitaria.

De igual interés: ONU donó a Honduras 85 mil pruebas PCR: ¿solo han aplicado 15 mil?

Donaciones

TIEMPO te muestra, englobadas por país u organización, las donaciones que se hicieron públicas hasta el momento. Aunque no donó equipo o dinero, Cuba merece una mención especial por su aporte a través de recurso humano. También es meritorio de honores el médico catracho Plutarco Castellanos quien, desde Estados Unidos, consiguió y envió 34 ventiladores para el sistema sanitario nacional.

Estados Unidos

El 18 de abril, la embajada estadounidense en Honduras donó un lote de equipo de bioseguridad. La entrega de la donación la efectuó Colleen A. Hoey, encargada de Negocios del cuerpo diplomático en Tegucigalpa.

Lo otorgado consistió en mascarillas, guantes, gel antibacterial y desinfectantes. Se le entregó a Lisandro Rosales, canciller.

Unos días después, la empresa Kimberly-Clark donó al Banco de Alimentos y a la Fundación Ruth Paz miles de productos esenciales. Entre ellos, había papel higiénico, toallas húmedas y otros productos de primera necesidad. Se estimó que el beneficio recayó sobre unas 28 mil personas de escasos recursos.

El miércoles 29 del mismo mes, la Secretaría de Salud recibió un lote por parte del Gobierno de EE. UU.; el mismo traía 40 kits de extracción, mismos que se utilizarían para procesar unas ocho mil pruebas de PCR.

Según se especificó, los insumos fueron distribuidos en laboratorios de Tegucigalpa y San Pedro Sula para la oportuna detección de la condición.

Aportes del ejército estadounidense

Sólo un día después, el 30 de abril, se recibió una aportación en Comayagua por parte de la Fuerza de Tarea Conjunta Bravo del Ejército de Estados Unidos. La misma incluía siete mil 500 mascarillas quirúrgicas, 900 pares de guantes, 52 galones de desinfectante líquido y 50 galones de gel.

Tiempo después, el 16 de mayo, el mismo escuadrón militar proveyó una donación cuyo valor asciende a unos 365 mil lempiras. El aprovisionamiento traía mascarillas N95, alcohol en gel, desinfectantes, guantes, entre otros materiales.

Cinco días más tarde, el Comando Sur de los Estados Unidos (SOUTHCOM) benefició a unas 700 familias hondureñas mediante kits que envió a autoridades del Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (SINAGER).

Los kits -destinados a los sectores poblacionales más necesitados- contenían jabón, pasta dental, cepillos, toallas sanitarias, papel higiénico y champú. La donación, que superó los 150 mil dólares, llegó como respuesta a una solicitud de suministros por parte de la Comisión Permanente de Contingencias (COPECO).

Además, SOUTHCOM donó un lote de Equipo de Protección Personal (EPP) a SINAGER para que lo distribuyera entre el personal de primeros auxilios. En esa contribución se contó con mil 500 mascarillas KN95, cinco mil guantes, 245 litros de desinfectante, mil 500 batas médicas y seis termómetros infrarrojos. También se suplió con ese lote a dos hospitales.

Es importante saber que, según expresó Donald Trump, dotarán -aunque no hay fecha estipulada- a Honduras con 700 ventiladores mecánicos y otras 288 mil pruebas de PCR.

Taiwán

La fortaleza económica asiática se mostró generosa con Honduras. Las relaciones diplomáticas con Taiwán se sostienen fuertes y la ayuda no tardó en llegar.

Fue el tres de abril cuando Taiwán se pronunció por primera vez. Reveló que donaría un millón de dólares a Honduras -y el mismo monto a otras naciones de Centroamérica- para combatir la emergencia sanitaria.