¿Dolor de espalda? Conozca las actividades diarias que pueden causarlo

217
Dolor de espalda
Cuando una persona permanece sentada todo el día sin fortalecer los músculos, no se puede esperar que el cuerpo reaccione de una mejor manera.

REDACCIÓN. Después de pasar toda la tarde ayudando a un amigo a mudarse, es normal esperar que en el resto del día un malestar de espalda, algo que es predecible, pero, ¿qué pasa con otros desencadenantes de dolor impredecibles?

Hay muchas cosas se hacen a diario que pueden causar dolor de espalda grave. Ahí se genera la pregunta acerca de la razón detrás de este repentino sufrimiento, sin ser conscientes de que las personas mismas causan el dolor. En realidad, el estado mental también podría ser responsable del dolor que se siente.

Para poder deshacerse de él, primero hay que entender la raíz. Estas son algunas cosas que se hacen todos los días, y podrían ser la razones por la que la espalda impide terminar las actividades diarias en paz.

La pereza

Cuando una persona permanece sentada todo el día sin fortalecer los músculos, no se puede esperar que el cuerpo reaccione de una mejor manera.

Nada daña la salud más que ser perezoso todo el día y no hacer una sola actividad que pueda estimular el bienestar del corazón y la velocidad de la circulación sanguínea. Si siente que el dolor en la parte baja de la espalda ya había comenzado a actuar, entonces permanecer quieto solo empeorará o prolongará el malestar.

Entonces, ya sea si se tiene un trabajo de escritorio o simplemente se queda sentado todo el día observando a Netflix, es necesario levantarse cada 30 minutos e incorporar algunos ejercicios que fortalezcan el núcleo y espalda.

Fumar

Hay cientos de razones por las que se debe dejar de fumar y las personas no son ajenas a los terribles efectos.

La nicotina en los cigarrillos reduce el flujo sanguíneo saludable dentro de las venas. Lo que significa que no alcanza los discos vertebrales y vértebras correctamente.

Este problema puede hacer que se descompongan, lo que resulta en un dolor extremo e inflamación.

Según una investigación publicada en la revista cientifica, Human Brain Mapping, fumar también puede estimular otros desencadenantes del malestar de espalda.

 Un golpe en otra parte del cuerpo

Hay algo llamado el dolor referido, que es un malestar que se irradia de una parte del cuerpo a otra. En otras palabras, cuando hay dolor en algún lugar de tu cuerpo, esta el sentimiento de que proviene de otro, y esa es una posibilidad de experimentar el dolor en la espalda baja.

Hay que prestar atención en caso de una lesión en la pelvis o la cadera; un hueso roto o un moretón; problemas estomacales y apendicitis; todos ellos pueden referirse a la espalda.

Sin embargo, si hay hormigueo, fiebre, entumecimiento o debilidad muscular en las extremidades o en la espalda, entonces es necesario visitar un médico.

Depresión

De acuerdo con un estudio publicado en Pain, las posibilidades de tener malestar de espalda son 1.6 veces más altas si se esta pasando por ansiedad y depresión.

La razón es que el estrés puede agregar una enorme tensión muscular en la parte baja de la espalda, lo cual es predecible ya que hay luna tendencia a tensar todo el cuerpo cada vez que se experimenta una emoción negativa.

Existe un estudio que muestra que la meditación de atención plena puede ayudar definitivamente a aliviar cualquier dolor relacionado con los músculos. Simplemente, estar inmóvil y enfocarse en nada más que la respiración, permanecer en el momento y no permitir que ninguna distracción ingrese en la mente.

Excederse en el ejercicio

Se sabe que el ejercicio es esencial para mejorar la salud, pero cuando hay un exceso es contraproducente.

De hecho, levantar demasiado peso ​​y hacer muchas repeticiones, causará un dolor de espalda y rigidez insoportables.

Si hay un malestar al momento de torcerse, inclinarse o extender la espalda días después del entrenamiento, se debe consultar a un profesional médico para asegurarse de que todo esté bien y que nada haya cambiado de lugar.

Cálculos en los riñones o una infección urinaria 

La infección del tracto urinario puede llevar a una inflamación de la vejiga, lo que significa que las posibilidades de experimentar dolor abdominal aumentan y lo llevan a irradiarse hacia la parte inferior de la espalda.

Los cálculos renales, sin embargo, bloquearían el drenaje del riñón, causando un malestar de espalda extremo. En cualquier caso, se debe ver a un urólogo una vez que comiencen los primeros síntomas de la infección urinaria. Sentir un fuerte impulso de orinar todo el tiempo (aunque no sea necesario), y una sensación de ardor al momento de orinar.