Doctora Glenda Mejía es recordada como una guerrera y gran profesional en SPS

771
Doctora Glenda Mejía murió por complicaciones tras contagiarse de covid-19.

Cortés, Honduras. La muerte de la doctora Glenda Mejía, otra profesional que trabajaba en primera línea en la lucha contra el covid-19, conmociona a la ciudadanía hondureña.

Empezaba el mes de abril, y lo titulares de noticias resaltaban el fallecimiento de la doctora Denise Murillo, lo que significó un duro golpe para el gremio médico. Ahora es la médica Glenda Yamile Mejía Petit, de 56 años de edad, quien durante muchos años se dedicó a salvar vidas ejerciendo con alegría y responsabilidad de profesión.

Ella trabajaba para la Región Metropolitana de Salud en San Pedro Sula, específicamente en el centro de salud ubicado en la colonia Fesitranh. Fue en ese centro que -hace varias semanas- se contagió del virus y fue internada en el Hospital Leonardo Martínez, pero lamentablemente no pudo sobrevivir.

Tras darse a conocer su muerte, tanto personas que la conocen como otros ciudadanos y ciudadanas conscientes de la labor de los médicos y enfermeras en el país, escribieron varios comentarios lamentando la pérdida, no sólo para su familia, sino para la comunidad a la cual atendía.

Cabe mencionar, que entre los mensajes, hay algunos que van dirigidos a su esposo, el médico pediatra Wilmer Madrid.

Así lo manifestó la Municipalidad de Concepción del Norte en un texto que dice: «El Alcalde en conjunto con la Corporación Municipal lamenta enormemente el fallecimiento de quien en vida fuera doctora Glenda Mejía, esposa de nuestro paisano y amigo doctor Wilmer Madrid. Paz a su alma y resignación a su esposo, hijos y demás familiares. Dios los llene de mucha fortaleza».

Por otra parte, el alcalde de San Pedro Sula escribió en su cuenta de Twitter: «Con mucho pesar recibimos esta noticia. Nuestro más sentido pésame a su familia, de parte de la familia».

Además, la directora de la Región Metropolitana, doctora Lesbia Villatoro» declaró: «Es una pérdida irreparable, quienes tuvieron el honor de conocerla expresan su gran compromiso y responsabilidad, excelente relaciones interpersonales. Era personal de primera línea, es lamentable».

Considerada una guerrera y de noble servicio

No obstante, muchas personas que no tienen cargos públicos sintieron y lamentaron la pérdida de la doctora Glenda, quien trabajaba como parte de un sistema público precario.

«Que triste era un gran ser humano fui algunas veces a consulta con ella y era una excelente profesional, agradable para sus consultas. Dios la tenga en su Reino. Descanse en paz Doctora.Glenda», expresa una de sus pacientes.

En otro texto se lee: «Descanse en paz Dra. Gracias por por salvar vidas humanas en esta lucha contra la pandemia».

Mientras que un reflexivo escrito llenaba otro espacio en las redes sociales así: «Ella si merece ser llamada Heroína de la Patria. Descanse en paz».

Por su parte, un usuario en Facebook quiso manifestar su pena ante la muerte de la profesional de la salud y la declaró una «guerrera». «Dios te tenga en su santa gloria. Luchaste hasta el final. Dios da fortaleza y resignación a su familia».

De momento, la familia no ha dado declaraciones y ha mantenido en privado su doloroso proceso.

Es de conocimiento público que los restos de la médica fueron sepultados bajo el protocolo de bioseguridad establecido por el Sistema de Gestión de Riesgos (SINAGER). Entre tanto, la Región Metropolitana de Salud decretó tres días de duelo, sin cese de labores, por su partida.

————————————————————————————————–

Suscríbete gratis a más información sobre el #COVID-19 en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: bit.ly/whatsapptiempo.