Samuel Santos: Hospitales deben ser devueltos, son «chatarra» y una «estafa»

751
Hospitales móviles
Santos afirmó que los hospitales móviles son una "chatarra", que fue utilizada en otros países.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. El Estado de Honduras a través de Inversión Estratégica de Honduras (Invest-H), adquirió siete hospitales móviles a un costo que ronda los $47 millones.

Al país solo han llegado dos de 91 camas. Para el doctor Samuel Santos, vicepresidente del Colegio Médico de Honduras (CMH), esa compra es una estafa.

Además, que solo dos hospitales, de los siete que han adquirido, han llegado al país. Aún éstos no entran en funcionamiento, cuando hace dos semanas se tenía previsto que fueran entregados. Según se conoció, no se han entregado a la Secretaría de Salud, puesto que aún siguen las inspecciones.

«Recordemos que estos hospitales costaron 48 millones de dólares, eran nuevos, no tenía que hacerles falta nada o hacérsele alguna reparación; es el colmo», reprochó Santos.

A su vez, declaró que la compra de los hospitales móviles, no fue más que una estafa. En tal sentido, ha recomendado que éstos sean devueltos y de esa forma, el pueblo hondureño recupere el dinero que se pagó por los módulos.

Continuó reprochando que, «si el Estado de Honduras no hace lo necesario para que devuelvan el dinero, se considerará que son parte de esta estafa. No puede ser posible que un comprador se llame al silencio, cuando estamos viendo que eso es una chatarra«.

Las declaraciones del galeno no se quedaron allí, pues afirmó que, al país no ha llegado ningún hospital móvil; sino que, lo que llegó fue «chatarra», que fue utilizada en otros países.

«Teníamos razón al decir que era ‘chatarra’, algo que no servía, y mucho peor para atender a pacientes con COVID-19«, concluyó.

Lea también: «Riesgo biológico»: hospitales móviles tienen equipo poco útil y usado, dice CNA 

Invest-H: Interventor se indigna por informe del CNA sobre hospitales móviles

Indignado reaccionó el integrante de la junta interventora de INVEST-HGustavo Boquín, por el informe que emitió el Consejo Nacional Anticorrupción (CNA). En él señalan las falencias que tienen los nuevos hospitales móviles.

A través de medios locales, el interventor suplicó que, se paren las críticas en contra de esas clínicas. Lo que calificó como «una campaña de odio».

«No aceptamos ningún equipo que cumpla las medidas y dejemos de decir que los hospitales son de mala calidad», reprochó Boquín, al informe del CNA.


Nota para nuestros lectores: