Dirigente magisterial: ¿A clases? «Hay incertidumbre, el ministro no aparece»

249
clases
Eulogio Chávez, en una comparecencia, se denotó disconforme con la labor ejercida por Arnaldo Bueso, ministro de educación, durante la crisis de COVID-19.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Desasociego e incertidumbre prevalece sobre maestros, alumnos y padres de familia sobre la realidad educacional de Honduras, según dejó entrever este martes Eulogio Chávez, dirigente magisterial.

El catedrático cuestionó la institucionalidad que, en teoría, rige la educación en el país. Aseguró que la misma está acéfala de momento, dado que el titular de la Secretaría de Educación, Arnaldo Bueso, no se comunica con los grupos involucrados.

Es más, Chávez cuestionó que Bueso solía aparecer más con finalidades políticas, pero, por ahora, denota apatía con el sector.

«El ministro salía más a los medios cuando andaba en campaña repartiendo la bolsa solidaria. Ahora que hay incertidumbre no aparece; la educación nos interesa a todos», señaló el dirigente.

«Debe haber mayor comunicación por parte de él. De alguna forma tiene que manifestarse, pero no lo miramos», lamentó.

Además, comentó que un pueblo sediento de respuestas se topó con autoridades que no preguntan ni cómo están trabajando los estudiantes y los profesores. Eso deja a la deriva a los maestros, que no tienen certeza ni de cómo evaluarán el fin del año escolar.

De igual interés: Educación alista presupuesto para ejecutar el plan de retorno a clases

¿Qué desean escuchar los padres?

Chávez prosiguió para describir cuál es el panorama que anhelan. En primera instancia, explicó que esperarían un llamado del ministro detallando cómo evaluarán el año lectivo los profesores.

Seguido, añadió su consideración de que el Gobierno debería proyectarse y aliviar la situación dotando a los territorios más alejados con internet gratis. Además, ampliar la infraestructura necesaria para que llegue la tecnología a esos espacios remotos.

¿Y dónde no sea posible? «Donde no, tienen que búscar cómo hacer para comunicarse con esos estudiantes. Eso es lo que el padre de familia quiere escuchar», aseveró el profesor.

¿Retornarán a clases?

El entrevistado lo tiene claro: si la intención es retornar a los centros educativos, deberá haber una planificación debidamente difundida. «El pueblo debe estar informado de cómo los niños y niñas van a retornar», enfatizó.

Aunque, su opinión, forjada por consideraciones personales, es que no será factible que los estudiantes regresen a clases en el marco de la crisis sanitaria.

«¿Cómo se va a hacer llegar a un alumno a la escuela, si la mayor parte de ellas en Tegucigalpa no tienen ni agua? No digamos en el interior del país. El estudiante necesita estarse lavando las manos», cuestionó.

Es importante recordar que Educación ya compartió las directrices mediante las que las instituciones privadas culminarán el período académico, pero no sobre el sector público.