TEGUCIGALPA, HONDURAS. Las autoridades del Partido Nacional introdujeron ayer ante el Congreso Nacional un proyecto de ley orientado a regular el contenido de las redes sociales e internet.

Cabe señalar que el encargado de presentar esta normativa fue el diputado nacionalista por el departamento de Santa Bárbara, Marcos Bertilio Paz Sabillón.

En ese sentido, Sabillón argumentó que esta norma tiene como fin disminuir actos de odio y discriminación por parte de los usuarios. No obstante, explicó que este proyecto se basa en el desarrollo y manejo de las tecnologías de la información por gran parte de la población.

“A través de las redes sociales los usuarios intercambian información y desarrollan un creciente animo de confrontación sobre el debate civilizado”, especificó.

Posteriormente, manifestó que el internet actualmente está siendo utilizado como medio para la realización de actos discriminatorios y la comisión de delitos de odio.

“La difamación a través de las redes sociales podría manifestarse en insultos y en expresiones de descrédito. Estos actos criminales que se presentan en las plataformas de las redes sociales constituyen una amenaza para la convivencia pacífica de los ciudadanos”,  señaló.

Finalmente, dijo que los actos criminales pueden constituir delitos contra la seguridad pública.

Marcos Bertilio Paz Sabillón. diputado por el Partido Nacional

Te puede interesar: Hondureños adictos a redes sociales padecen dos síndromes, según experto


Texto de la ley que busca regular el contenido en las redes sociales e internet

Artículo 1. Establece que la ley se deberá aplicar a las empresas proveedoras de servicios que funcionan a través de comunicaciones telemáticas. Así como plataformas de internet o tecnologías de similar naturaleza. Mismas que permiten a los usuarios compartir contenido con otros o difundirlo públicamente. Así como los operadores y administradores de sitios web que presten servicios de telecomunicaciones y comunicaciones electrónicas.

En tanto el artículo 2. refiere que la ley tiene por objeto regular las acciones que los proveedores de servicios, descritos en el artículo 1, deben adoptar para el tratamiento de contenido o información que pueda constituir actos de discriminación de odio, injurias, amenazas o incitación a la violencia.


Reacciones

Edy Tábora, director del Comité por la Libre Expresión (C-Libre)

En torno a esto, Edy Tábora, director del Comité por la Libre Expresión (C-Libre), enfatizó que el proyecto de ley constituye censura previa, al igual que el artículo 335 literal B del Código Penal. Mismo que fue aprobado el año pasado y que tipifica el delito de terrorismo en los medios de comunicación.

Además, Tábora considera que la normativa tiene color político porque se ha dado en el marco de un conflicto político. «Este proyecto va dirigido para los usuarios de las redes sociales que se expresan porque se sienten molestos, este tipo de medidas sólo se presentan en los regímenes autoritarios y de dictadura», arguyó.

Seguidamente, detalló que el internet se relaciona a la libertad de expresión que se ha vuelto el espacio de difusión y de acceso a información para la ciudadanía en general.

También para las personas que se dedican a la labor periodística ante la concentración mediática tradicional (televisión y la radio).

¿LEY COARTARÍA LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN?

Finalmente, citó el informe sobre libertad de expresión e internet de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). Mismo que establece que el Estado tiene la obligación de no discriminar los contenidos.

«Todas las medidas encaminadas al control de los medios digitales deben ser por medios apropiados. Esto, con el fin de garantizar que todas las personas, especialmente aquellas que pertenecen a grupos vulnerables o que expresan visiones críticas sobre asuntos de interés público, puedan difundir contenidos y opiniones en igualdad de condiciones». Concluyó.

Juan Barahona, diputado por el Partido LIBRE

Por su parte, el diputado del opositor Partido Libertad y Refundación (LIBRE) Juan Barahona, dijo que la medida busca ponerle una mordaza al único espacio que tiene el pueblo para poder expresarse. “Es una total equivocación y eso no debe pasar en el Congreso Nacional, no puede ser aprobado”.

Asimismo, señaló que la acción del diputado proyectista, Marcos Sabillón, muestra su posición reaccionaria, conservadora, dictatorial e ignorancia. Pues para controlar las redes se requiere de la aplicación de una normativa de carácter internacional.