24 C
Honduras
jueves, septiembre 23, 2021

SALUD | ¿Cómo diferenciar el dolor de espalda del dolor renal?

REDACCIÓN. ¿Te has preguntado en qué se diferencia el dolor de espalda del dolor renal? Para empezar, debes saber que el dolor en región lumbar y alrededores constituye uno de los principales motivos de consulta médica.

Por la proximidad entre la columna y los riñones, en muchos casos es posible confundir el origen de ambas dolencias.

Lea también: ¿Dolor de espalda en cuarentena? Expertos dan consejos

Existen aspectos sutiles relacionados con la localización, la sensación general y algunos síntomas asociados, que permiten al médico detectar el origen. Para los pacientes, conocer las causas y sus posibles complicaciones también es importante.

El sitio del dolor

Tanto el dolor de espalda como el dolor renal causan molestias en la parte trasera, hay algunos elementos que permiten diferenciar uno del otro. Por ejemplo, el dolor de espalda tiende a ubicarse en la parte media, justo en la zona de la columna lumbar.

Entre tanto, cuando el origen de la afección se atribuye a los riñones, el foco del dolor se encuentra un poco más lateralizado. Como todos los tipos de dolor en el organismo, estos tienden a irradiarse.

Mientras que el dolor de espalda común se ubica en la parte media, el dolor renal suele experimentarse a los costados del cuerpo.

Debido a que la mayor parte de los tejidos y órganos se encuentran bajo la influencia del sistema nervioso, algunos estímulos podrían activar varias fibras en lugares distantes.

En este caso en específico, un cólico nefrítico -que es el dolor causado por la presencia de una obstrucción en las vías urinarias- tiende a irradiarse hacia delante. La parte media y baja del abdomen, así como la ingle y los testículos, pueden verse involucrados.

El tipo de dolor

La sensación puede variar un poco, en función del origen del dolor y de los mecanismos implicados. Esto se refiere a la frecuencia e intensidad con la que se activan las terminaciones nerviosas, que son las estructuras especializadas en la captación de estímulos que generan el dolor visceral.

Cuando las lumbalgias tienen un origen mecánico, por lo general empeoran con los movimientos bruscos y muy específicos. Esto abarca lo siguiente:

  • Levantarse de una silla
  • Hacer ejercicio de mediana o alta intensidad
  • Bailar
  • Estar en una misma posición bastante tiempo

diferenciar dolor de espalda del dolor renal
Muchas personas tienden a postergar la visita al médico cuando el dolor es leve y soportable.

El dolor de origen renal, por su parte, tiende a presentarse de forma constante. Sin importar la causa, la sensación tiende a ser duradera. En algunos pacientes, caminar durante unos pocos minutos podría atenuar el dolor, algo relacionado con la movilización de los cálculos.

En cualquiera de los casos, los pacientes pueden describir la sensación de la siguiente manera:
  • Intermitente: cuando el dolor viene y va de forma espontánea.
  • Opresiva: cuando sienten que algo los presiona desde afuera.
  • Urente: es menos frecuente. Algunos pacientes pueden manifestar una sensación de “ardor” en combinación con alguna de las anteriores.

Duración del dolor

Un aspecto válido para cualquier tipo de dolor, es que mientras persista la causa, la sensación seguirá igual de presente. Por eso, es importante entender los mecanismos que generan el dolor.

diferenciar dolor de espalda del dolor renal
Puede que la causa sea transitoria y que no sea necesaria una visita inmediata.

Cuando se afectan los riñones, suele existir la presencia de cálculos en las vías urinarias. Estos pueden tener un tamaño variable y, de acuerdo a la ubicación y al grado de obstrucción, varía la intensidad del dolor. La sensación puede presentarse de forma continua hasta que baje la inflamación asociada.

Síntomas asociados

La necesidad de diferenciar ambos dolores es bastante frecuente en la práctica médica, en especial en los servicios de emergencias. Por lo general, aquel que más presenta sintomatología asociada es el de origen renal.

Este suele asociarse con antecedentes personales o familiares de cálculos, inclusive desde la infancia. Si no se conoce este detalle, a menudo suelen existir hábitos dietéticos como la abundante ingesta de bebidas gaseosas, que puede favorecer la aparición.

Ante la presencia de un infección asociada, los síntomas son bastante claros y abarcan lo siguiente:

  • Dolor
  • Picazón
  • Ardor al orinar
  • Náuseas
  • Vómitos
  • Mareos
  • Fiebre
  • Presencia de sangre en la orina
  • Entre otras alteraciones

diferenciar dolor de espalda del dolor renal
Es conveniente acudir a una consulta si los síntomas asociados son evidentes.

Más noticias

Últimas Noticias

Abrir anuncio

Close
error: Contenido Protegido