Dieta y ejercicios: claves para prevenir los silenciosos microinfartos

258
prevenir microinfartos
Se aconseja adquirir hábitos de vida saludables para reducir entre un 20-40 % la probabilidad de sufrir un ictus.

Los microinfartos rara vez se diagnostican, así que la mayor parte del tiempo pasan desapercibidos pero debe saber que las causas principales son la hipertensión, la diabetes, el tabaquismo, entre otros.

Los microinfartos obstruyen pequeñas arterias, y con el paso de los años les producen a las personas trastornos cognitivos como pérdida de capacidad resolutiva, trastornos de conducta y pérdida de memoria.

Lea también: Seis recomendaciones para medir tu presión arterial de forma sencilla

Si bien es cierto, los microinfartos atacan de manera silenciosa, tú puedes identificarlo si presentas algunos de estos síntomas:

  • Presión, ardor, tensión o molestia opresiva en el pecho que dura cinco minutos o más
  • Molestia constante que parece indigestión
  • Mareo, desmayo, sudor o malestar en el estómago
  • Ansiedad, debilidad, náuseas, vómitos o cansancio sin motivo aparente
  • Presión incómoda en el pecho que se irradia a los hombros, los brazos, el cuello, la mandíbula o la espalda
  • Dificultad para respirar sin que haya una razón obvia y sentir alteraciones de los latidos normales del corazón, con sudor inexplicable y palidez.
Hábitos recomendados para prevenirlos:
  1. Llevar una dieta rica y saludable: Esta dieta también tiene que tratar de evitar el colesterol LDL, lo que se consigue reduciendo las grasas saturadas.
  2. Realizar ejercicio de forma habitual y moderada: Los problemas derivados de una vida sedentaria pueden provocar otros problemas que a su vez causen un ictus.
  3. No fumar ni consumir alcohol: Consumir bebidas alcohólicas puede aumentar el riesgo de sufrir microinfartos al igual que el tabaco. Además, la exposición pasiva al tabaco también aumenta la probabilidad de sufrir un ictus.
  4. Llevar un control de la tensión arterial de forma regular: Para ello se pueden llevar controles sobre la tensión arterial. En aquellas personas que no hayan sufrido un ictus anteriormente la tensión arterial debería ser inferior a 140/90, y para diabéticos o personas que ya hayan sufrido un ictus, inferior a 130/80.

🔹 Suscríbete gratis a más información sobre #COVID19 en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: https://bit.ly/tiempodigitalhn