Revive lo que nos contó Diego Vásquez a 7 años de su llegada a Motagua

92
Diego
El mes de noviembre es muy especial para toda la fanaticada del Motagua, pues hace 7 años en 2013, justamente un viernes 22, presentaron al actual entrenador del ciclón azul: el argentino-hondureño, Diego Vásquez.

TEGUCIGALPA.- El mes de noviembre es muy especial para toda la fanaticada del Motagua, pues hace 7 años en 2013, justamente un viernes 22, presentaron al actual entrenador del ciclón azul: el argentino-hondureño, Diego Vásquez.

Es por eso que CRONÓMETRO en EXCLUSIVA platicó con el timonel de San Martín, provincia de Mendoza, para recordar los años de éxito que ha tenido con el equipo motaguense.

La presentación de Vásquez con Motagua.

Diego ganó cinco títulos como jugador y actualmente lleva cinco como entrenador, pero Vásquez siempre recordará el título «anulado» por el COVID-19, ya que «vale la pena la mención».

«Tenes que sumarle el titulo del Covid-19 (risas) no sé si sumarlo, pero sí merece una mención. Hicimos un esfuerzo, ganamos los dos clásicos. Para nosotros tiene valor».

«Yo siempre digo lo mismo cuando vos jugás a la pelota y se te pincha o te llama tu mamá, cualquiera que sea, la reacción es que gana el que va primero».

Diego Vásquez y su posición en la historia del Motagua

Al ser consultado sobre dónde se colocaría él en la historia del azul profundo, dijo que es algo que no le quita el sueño, su satisfacción es disfrutar los triunfos.

«Sinceramente es algo que uno no se pone a pensar, uno va logrando las cosas paulatinamente, intenta disfrutar el poco tiempo que le queda, porque ganar un titulo es lindo, genera ilusión, pero al otro día tenes que ponerte a pensar en lo que viene».

«La verdad es que no me detengo en ese detalle. Sí hemos hecho cosas importantes, no solo los títulos sino que hemos jugado 11 finales, que por más que no las ganamos todas, es difícil llegar y fueron importantes».

¿Estarías de acuerdo con las personas que te colocan como la máxima figura de la historia del Motagua?

«Estoy contento pero no se qué responderte, como te digo trato de disfrutarlo, de ser uno más, trato de no abusar. Tengo en claro que Motagua seguirá existiendo independientemente de las personas y va seguir cumpliendo años, por eso solo queda disfrutar el momento».

El éxito de estos siete años, ¿era algo que esperaba Diego Vásquez?

«Mirá, mis expectativas siempre son positivas, todo lo que hago en vida trato de que sea positivo, porque no sé si ser positivo te garantiza el éxito, pero si sé que ser negativo te garantiza el fracaso».

El estratega argentino se mostró feliz, pues recordar todo lo conseguido es algo que lo deja contento, pero no satisfecho; quiere más:

«Estoy contento con lo que he logrado, me propuse que nos tenía que ir bien por el conocimiento que teníamos cuando empezamos, el conocimiento del futbol hondureño por haber jugado en equipos grandes, medianos, chicos, en todas las ciudades del país».

«Fuimos creciendo como jugadores, como técnico, como equipo. Hemos ido aprendiendo también con todo el cuerpo técnico y con los directivos, pero tampoco es algo que nos hemos detenido a pensar, siempre hemos ido paso a paso tratando de dar lo mejor que es nuestra exigencia».

«La gente se confunde y dice que tenemos que ganar esto, aquello; nuestra única exigencia es dar lo mejor de sí y es lo que le exigimos a las personas que están con nosotros».

Así rescató Diego Vásquez a Motagua

Antes de la llegada de Diego Vásquez, la situación del conjunto azul no era la mejor ni mucho menos, ya que rondaba los últimos lugar y no lograba solidificar con una idea de juego.

«Llegamos en un momento complicado, al principio fue difícil, porque los dirigentes apostaron por nosotros que éramos nuevos. Estoy agradecido con la oportunidad que nos dieron los directivos y creo que le recompensamos con resultados y con rendimiento».

La preparación fue muy importante para Vásquez, pues la compenetró con su capacidad propia de ser el técnico que es hoy:

«Decidí arriesgarme y estudiar en Argentina para ser técnico y sabía que era algo difícil, pero era mi pasión».

«Iba a ver los enteramientos de la Primera en Argentina, específicamente de Godoy Cruz y trate de aprender de todo lo que estaba a mi alcance. hice curso con Marcelo Roce que es el psicólogo de la Selección Colombia, mucha gente dice que es suerte, pero para mí la suerte es cuando se junta la preparación y la capacidad, eso es suerte».