Didier Drogba sobre Maradona: «Nací en el fútbol contigo»

434
Drogba
El futbolista marfileño más importante e influyente, Didier Drogba, ha dedicado unas emotivas palabras a Diego Maradona.

Francia. – El futbolista marfileño más importante e influyente, Didier Drogba, ha dedicado unas emotivas palabras a Diego Maradona fallecido hace ocho días en Argentina. Como muchos jugadores de fútbol, coinciden que su amor por este deporte es gracias a la alegría que destiló en el campo el ‘Pelusa’. “Cuando perdiste la final de Italia 1990, lloré contigo por verte triste, después de toda la alegría que nos dabas”.

Hablar de Drogba, es referirnos a una persona capaz de haber influido para que una guerra civil no se destara en su natal Costa de Marfil. A pesar de haberse marchado a Francia con un tío cuando apenas tenía cinco años debido a las precarias condiciones que atravesaban junto con sus padres, nunca olvidó sus raíces no tanto en el aspecto deportivo donde sí lo unía al defender la camiseta de su Selección Nacional, pero en lo humano.

Durante todo ese proceso entre su infancia y formación como futbolista, Diego estuvo ahí siendo parte de su vida. A pesar de que apenas se le dio la dicha de conocerlo hasta en 2018, cuando pudo intercambiar palabras con su ídolo, “sólo pude hablar contigo diez segundos, pero tengo la impresión de conocerte tan bien. No tengo miedo de decir que fue el mejor día en mi carrera futbolística”.

Esta es la dedicatoria que ha tenido el ex campeón de la Champions League con el Chelsea y, tres veces mejor jugador de África, con Diego Armando Maradona:

“Nací en el fútbol contigo. Tu Copa del Mundo en 1986 me la sé a la perfección. Terminé dañando el VHS de tus jugadas, por verlo cientos de veces. La primera camiseta que tuve fue la de Argentina, me la trajo mi tío de un torneo en Sudamérica. En la cancha, les decía a mis amigos que me llamasen “Diego”. Esa camiseta de Argentina fue mi segunda piel por mucho tiempo; la llevo como un gran tesoro.

Tú dabas la impresión de que siempre fuiste un niño en la cancha, que imponía su ley entre adultos. Y que nunca creció.

Cuando perdiste la final de Italia 1990, lloré contigo. Estaba desconsolado por verte triste, después de toda la felicidad y alegría que nos dabas. Para mí, era injusto.

Cuando clasificamos al Mundial con Costa de Marfil en 2005, me puse a llorar y pensé en ti. Finalmente, lograría como tú, mi ídolo, disputar un Mundial. Se me vinieron los recuerdos de niño, con mi camiseta argentina. Lo más curioso es que mi primer partido fue justamente contra Argentina, y anoté. Te vi de lejos, pero no fui capaz de acercarme.

Te conocí finalmente en 2018, en el Mundial. No me da pena decir que fue el mejor día de mi carrea. Siempre me acordaré que me dijiste: «¡Drogba, una bomba!». Este fue mi Balón de Oro.

Adiós Diego, te amo”

 

Te puede interesar: Carles Tusquets: «Habría vendido a Messi en verano»