Día internacional del idioma español: ¿es difícil hablarlo?

843
Español
¿escuchaste hablar que el idioma español es difícil?

REDACCIÓN. El español es la segunda lengua materna en el mundo por número de hablantes, tras el chino mandarín.

Esto quiere decir que casi 483 millones de personas tienen el español como primera lengua, según cifras de 2019 del Instituto Cervantes, la institución especializada en la enseñanza de español en el mundo.

Cabe mencionar, el grupo de usuarios potenciales de español (cifra que agrupa los nativos, quienes lo utilizan como segunda lengua y quienes lo aprenden) supera los 580 millones, esto es 7,6% de la población mundial.

Por otro lado, el número de hispanohablantes es grande y, según las estimaciones, sigue en aumento, al igual que la cantidad de personas que eligen aprender español.

Como resultado, existe una afirmación recurrente entre quienes estudian el idioma, incluso entre los mismos hablantes del español, que sostiene que nuestra lengua es difícil y compleja y por eso quienes deciden aprenderla enfrentan un gran desafío.

Consultas a expertos sobre el Día Internacional del la Legua Materna

En el marco del Día Internacional de la Lengua Materna, este 21 de febrero, consultamos a los expertos y les preguntamos: ¿es realmente el español un idioma difícil de aprender.

«Aprender una lengua en general es muy difícil», le dice a BBC Mundo, Juan Godoy, profesor de Español en la Universidad de Harvard, en Estados Unidos.

De manera que, el idioma español no es la excepción.»Cuando se trata del español tenemos que ver quién lo va a aprender. No es lo mismo que lo aprenda un hablante de una lengua romance, como puede ser el italiano o el francés, o una persona cuya lengua materna es el inglés o el chino», añade.

El profesor hace referencia a que algunos idiomas comparten la raíz, como las lenguas romances que incluyen al español, el portugués, el castellano, el francés, el italiano y el rumano.

Es preciso explicar, que un hablante portugués que quiera aprender español le puede resultar más fácil que a uno cuya lengua materna es el inglés.

«Si somos de la misma familia nos entendemos mejor que con un hablante de chino», coincide el lingüista Adolfo Elizaincín, profesor emérito de la Universidad de La República, en Uruguay.

Ambos afirman que no es un mito decir que «el español es un idioma difícil».

Pero en concreto ¿por qué es así? ¿qué factores hacen que la lengua española sea compleja? Ellos enumeraron algunos:

Otra noticia del mundo:Por titular racista, China expulsa a periodistas estadounidenses

Comparación de la gramática

Si se comparan la gramática, que es la parte de la lingüística que estudia los elementos de una lengua, del español y el inglés, los especialistas aseguran que la primera es más compleja que la segunda.

«Para el estudiante estadounidense el español va a ser más dificultoso (aprender español) porque nuestra gramática en general es bastante más difícil que la suya. Tenemos un sistema verbal mucho más complejo que el del inglés», detalla Godoy.

En las conjugaciones verbales en español, los verbos cambian dependiendo de quién es el sujeto, «a diferencia del inglés, que solo existe la excepción de la tercera persona del singular, que son iguales», agrega.

Para dar un ejemplo en español: Yo amo – tú amas – él ama.

Mientras que en inglés: I love – you love – He loves, el verbo casi no muestra cambios.

Otro tipo de la complejidad del español son los verbos «ser» y «estar».

«Existe una diferencia entre ‘yo soy enfermo’ y ‘yo estoy enfermo’. Esa sutileza da el matiz de usar uno y otro. En muchas otras lenguas, como el inglés, el francés y el alemán, eso no existe», ejemplifica Elizaincín.

«Por eso, muchas personas que no tienen al español como lengua nativa dicen ‘yo estoy Adolfo’ en vez de ‘yo soy Adolfo’. Los hablantes que aprenden español dicen que esta es una dificultad grande», añade.

Otro elemento que hace que un idioma sea difícil para alguien que quiere aprenderlo es la sintaxis, es decir, cómo se combinan las palabras entre sí.

La complejidad del inglés con la sintaxis 

«El inglés es extremadamente complejo en su sintaxis. El alemán, que es de la misma familia, tiene, por el contrario, una morfología muy compleja, y una sintaxis mucho más liviana», describe Elizaincín que es miembro de la Academia de Letras de Uruguay.

¿Y el español?

«El español estaría en el medio. Las lenguas buscan como un cierto equilibrio, no ser siempre complejas entre sí. En realidad nosotros, que somos quienes hacemos las lenguas, las creamos sin darnos cuenta de que las estamos haciendo», explica.