Tegucigalpa- En el barrio Suyapa de Guaimaca, Francisco Morazán, la Policía detuvo un supuesto miembro activo de la mara 18, a quien apodan como “El Inquieto”.

Lo anterior, en el marco de un operativo en la zona central del país, por parte de los agentes de la Dirección Policial de Investigación (DPI).

El detenido se llama José Francisco Díaz Chávez, originario del municipio de Guaimaca y residente en la colonia El Reparto, Tegucigalpa. Díaz Chávez es acusado de portación ilegal de armas de fuego de uso prohibido.

Se une a la lista, tráfico ilícito de drogas y asociación ilícita. Según el informe policial “El Inquieto”, es miembro activo de la Mara 18 y se dedicaba al sicariato y robo a mano armada.

Al momento de ser detenido, fue encontrado en posesión de un arma de fuego de fabricación casera.

También, se le encontró y una bolsa plástica de color azul conteniendo en su interior hierba seca supuesta marihuana. Según la policía, desde hace algunos días el “El Inquieto” se  había refugiado en Guaimaca, donde se le detuvo para evadir a la policía.

A Díaz Chávez, ya que se le siguen diligencias por su supuesta participación en delitos de robo de vehículo. También, se investiga a Chávez por los ilícitos de tráfico de drogas y homicidio entre otros ilícitos.

Lea también : Danlí: Detienen a dos hombres con más de 300 mil lempiras falsos

Noticias relacionadas

Continuando con los operativos a nivel nacional, dos presuntos miembros de la pandilla 18 se  capturarón este domingo por agentes de la Policía Militar.

El operativo que dio esta captura se desarrolló en la capital de Honduras. Uno de los detenidos responde al nombre de Edas Leonel Martínez García.

Mientras el segundo es un menor de 17 años de quien se omite su identidad. Estos individuos se detuvieron en las cercanías de un centro comercial de Comayagüela.

Los imputados estaban asaltando a una pareja, cuando los capturarón, según informó la Policía militar.

A los implicados se les decomisó una pistola con dos cargadores, además de 17 proyectiles.

Ambas personas están en manos de la fiscalía de turno donde se les iniciará un proceso legal en su contra.