Por contrabando detienen a hondureña en EUA tras una infracción de tránsito

101
Detienen a hondureña en EUA
Imagen de referencia.

DENVER, ESTADOS UNIDOS. Las autoridades policiales detuvieron a una mujer hondureña por supuestamente contrabandear heroína en cajas de cosméticos mientras viajaba en un vehículo junto a su nieta y una mujer más.

Se trata de Novis Xiomara García Rivera, de 46 años de edad, quien es residente en Nevada.

La Policía informó que la fémina iba junto a su nieta de nueve años en una camioneta conducida por una mujer cuya identidad no se reveló.

De pronto, agentes detuvieron el vehículo cerca de la localidad de Grand Junction, en el oeste de Colorado, para hacerles una infracción de tránsito.

La detuvieron por manejar a exceso de velocidad

El patrullero indicó a la conductora que estaba circulando a alta velocidad y le pidió permiso para revisar la camioneta. La muejer concedió el permiso por lo que en ese momento García Rivera se puso nerviosa.

Tras la revisión, el patrullero encontró tres paquetes de heroína de casi medio kilogramo. Cabe señalar que cada uno escondidos dentro de cajas de una conocida marca de cosméticos.

Orden de arresto

La orden de arresto indica que tanto la conductora de la camioneta como la nieta de García Rivera se mostraron “visiblemente enojadas” con la hondureña y que ella “les pidió disculpas repetidamente”.

García Rivera, reconoció que era ella la que transportaba la droga. Además, se supo que tiene una orden de deportación desde 1995.

Por tanto, tras la confesión de la señora, la Policía no detuvo a la conductora y la nieta. Ellas continuaron su camino inmediatamente; pero la abuela quedó a disposición de la oficina de investigaciones del Departamento de Seguridad Nacional (DHS).

Interrogatorio

Al ser interrogada por los agentes federales, la hondureña admitó tres veces que forma parte de una banda que transporta cocaína desde Nevada a Colorado.

Por otro lado, el Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) pidió que se mantenga detenida a García Rivera. La mujer tendrá su próxima audiencia judicial el 7 de septiembre.

La condena que podría recibir la hondureña, seria de hasta 32 años de prisión.