Detectan raro tumor en Ben Watkins, estrella de MasterChef Junior

489
Ben Watkins
Hace unos años el pequeño Ben perdió a sus padres en un hecho terrible. Ahora, afronta una nueva gran dificultad.

REDACCIÓN. Con sólo 13 años, el niño Ben Watkins fue diagnosticado con un tumor raro, justo tres años después de la trágica muerte de sus padres.

Ben se volvió una estrella en la sexta temporada de «MasterChef Junior«, un programa estadounidense de gastronomía y que transmite la cadena Fox. Se tornó en uno de los participantes más populares del show.

Ahora, necesita ayuda. Se le detectó una rara condición que nada más aquejan, por ahora, unas seis personas en el mundo. Tiene un histiocitoma fibroso angiomatoide. Por ello, su abuela, Donna Edwards y su tío realizaron una publicación en GoFundMe para recolectar fondos para el pequeño.

La campaña se llama «Love4Ben» y el objetivo por ahora es de 250 mil dólares. Hasta el momento, tras la donación de más de tres mil 500 personas, más de 110 mil dólares han sido recaudados.

En la página para la recolección de fondos se plasmó el siguiente mensaje:

«A pesar de todas las pruebas y tribulaciones de Ben, sigue siendo positivo y espera volver a la cocina y perseguir su sueño de convertirse en ingeniero. Los miembros de la comunidad se han unido al ver cómo la vida desafía a Ben, pero no lo descarrilará de alcanzar su máximo potencial y cumplir sus sueños».

Un padecimiento poco común

Es importante decir que Ben se encuentra actualmente recibiendo tratamiento en el hospital Lurie Children’s de Chicago.

Según un estudio que compartió el Hospital Universitario y Politécnico «La Fe» en España, el tumor que adolece Ben es uno de tejidos blandos poco frecuente y con un bajo potencial de malignidad.

Mediante los pocos casos documentados se conoce que esa anomalía suele aparecer en los brazos y piernas de niños y adolescentes.

Lea también: Cantante hondureño Rude Boy llega a gran final de reality en EEUU

Pérdida de sus padres 

Cabe recordar que, unos años atrás, en 2017, Ben Watkins afrontó una tragedia muy dura. Su progenitor, Michael Watkins le disparó y mató a su esposa, Leila Edwards de 43 años. Luego, él se suicidó.

En un reportaje que se publicó ese mismo año en un periódico estadounidense, Ben expresó que su madre había sido demasiado importante para él y le enseñó todo lo que sabe.

Su mamá operaba el Vitral Wonderland; era una talentosa artista de vidrieras y fabricante de joyas. Justo a la par, estaba ubicado «Flamingo», un restaurante de pizza que pertenecía a Michael Watkins.

Fue en ese local de venta de comida que Ben tuvo sus «pininos» en la cocina. Allí acompañaba a su padre, que le permitía encargarse de algunos pequeños quehaceres.

Cuando aquel fatídico escenario donde perdió a sus padres se presentó, la comunidad cercana al joven huérfano lanzó una campaña donde recaudó $30 mil dólares para que Ben tuviera cómo seguir con su vida.


Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: bit.ly/whatsapptiempo