Detectan a mujeres que pedían dinero en la capital ¡con bebés de peluche!

447
bebés
Generando empatía a través de bebés falsos, un grupo de mujeres pedía dinero en el bulevar Fuerzas Armadas.

COMAYAGÜELA, HONDURAS. La mañana de este miércoles detuvieron a un grupo de mujeres que pedía dinero en las inmediaciones del Banco Central de Honduras (BCH) en el bulevar Fuerzas Armadas de la capital.

A ellas se les detectó que fingían cargar bebés en sus brazos para causar lástima entre los transeúntes y recibir alguna dádiva. Sin embargo, se encontró que lo que realmente utilizaban eran muñecos de tela cubiertos con varias prendas de vestir.

La operación la llevó a cabo la Dirección Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia (DINAF) junto a la Policía Nacional de Honduras (PNH); como insumo previo, tomaron en cuenta  denuncias recibidas por parte de vecinos y personas que circulan por el sector.

Se mencionó que llevarían a las féminas a una posta policial para verificar qué procedimiento legal era el pertinente ante el engaño cometido. Sin embargo, después de un diálogo, se les dejó libres bajo advertencia. Como se esperaría, también les confiscaron sus falsos bebés.

Lea también – DINAF: Criminales alquilan menores y ganan dinero «a costa de su mendicidad»

Investigación proseguirá

No obstante, la abogada Lolis Salas, directora de DINAF, aseguró que el caso ya se presentó ante la Agencia Técnica de Investigación Criminal (ATIC). Esa entidad buscará determinar el grado de responsabilidad que recae sobre las mujeres involucradas.

Además, dio a conocer que habrá una segunda fase de la operación. «Eso para que las personas no crean que estamos limpiando y maquillando las ciudades. Estamos encontrando las verdaderas causas que motivan a que las personas se han quedado sin un empleo», expuso.

Versión de las implicadas

Una de las implicadas en la situación se identificó como Rosa. Afirmó que, como ya no puede vender donde solía ya que no hay transporte, salió a pedir con el muñeco. «Ando pidiendo porque tengo necesidad, y que darle de comer a mis hijos. Tengo cinco hijos», comentó.

«El que tenga voluntad de darme, que me dé. Yo no le pido a la fuerza», agregó Rosa. Igualmente, externó que otra dama a quien se le decomisó el «peluche de bebé» es una vecina suya.

Después de lo ocurrido, el sector se encuentra libre de personas que, con habitualidad, claman por una limosna. Es oportuno precisar que el flagelo de la mendicidad se agravó con las repercusiones de la emergencia sanitaria por COVID-19.


🔹 Suscríbete gratis a más información sobre #COVID19 en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: https://bit.ly/tiempodigitalhn