Desde un punto psicológico: ¿Por qué predomina la violencia doméstica en jugadores de fútbol?

1180
Violencia doméstica Fútbol
Con la ayuda de tres profesionales en la psicología; Cronómetro de Diario Tiempo buscó fundamentar los motivos y circunstancias por los que un jugador toma la decisión de realizar violencia domestica; esto bajo un profundo análisis y una solución que la Liga Nacional puede optar para evitar los lamentables actos.

SAN PEDRO SULA.- La violencia doméstica es un patrón de comportamiento por el cual la pareja o ex pareja usa el abuso físico, abuso emocional, abuso sexual y/o abuso financiero.

Es un crimen que afecta a miles de personas a nivel nacional e internacional sin importar la edad, estatus económico, raza, estatus migratoria u orientación sexual; y lamentablemente también es algo que se está volviendo «normal» ver casos de tal índole en jugadores de fútbol de la Liga Nacional.

Los datos que preocupan

Y es que entre el 2019 y en lo que va del 2020 se han conocido tres casos de violencia domestica provocados por tres jugadores que juegan en la Primera División del fútbol hondureño.

Vale la pena destacar que dos de ellos son seleccionados nacionales de Honduras, siendo jugadores que representan nuestro país; y uno de ellos fue probado para formar parte de dicha selección.

El caso más reciente fue el del pasado 13 de abril de este mismo año, donde el delantero de Motagua y seleccionado de Honduras, Roman Rubilio Castillo fue arrestado en su casa luego de ser denunciado por violencia doméstica.

Otro es el del arquero y capitán del Marathón, Denovan Torres, quien fue denunciado y encarcelado luego de ser denunciado por su pareja en 2019; el jugador esmeralda cumplió con trabajo comunitario y 24 horas tras las rejas.

Por último de los casos recientes fue en noviembre del 2019, el mediocampista del Real España y mundialista de Honduras, Jorge Claros fue arrestado luego de ser denunciado por su esposa; tuvo que cumplir con trabajo comunitario.

Otros casos en anteriores años:

  • Maynor Gómez del Parrillas One fue acusado de violar una niña de 13 años, la cual se comentó, era su novia en ese momento. Jugó para equipos como Lepaera FC y el Villanueva FC de Liga de Ascenso.
  • Nahum Braimir Guity Martínez «Zukuru», detenido por delito de violación especial; militó en equipos como Olimpia, Vida y Victoria.
  • Samuel Caballero en 2014 fue denunciado por su esposa en ese entonces, por violencia doméstica. Caballero fue seleccionado nacional de Honduras.
  • Bryan Beckeles fue señalado por maltrato contra su esposa en abril del 2015, y tuvo que realizar trabajo comunitario; jugó en Olimpia, Necaxa de México y actualmente se encuentra en la MLS; es seleccionado de Honduras.
  • El defensa ceibeño del Vida, Chestyn Onofre también fue denunciado por maltrato físico en contra de una mujer; el reporte indicó que el futbolista pegó varias patadas y golpes en la cara de la fémina.

Conociendo los numerosos casos de violencia hechos por futbolista hondureños, surge la incógnita, ¿Porqué los profesionales del fútbol toman acciones de esa magnitud?

¿Existen fundamentos que expliquen tales comportamientos?

Cronómetro de Diario Tiempo se dio la tarea de buscar opiniones «fundamentadas» por profesionales; es por eso que reunió a tres expertos graduados en Psicología para encontrar un motivo o factor por el cual los futbolistas tienen dichas acciones.

Las dos bases principales en las que hicimos basar a los expertos en dicha ciencia es:

1.- ¿Qué factores influyen o afectan a un jugador profesional a tomar dicho comportamiento?
2.- ¿Es recomendable que la Liga Nacional, como el «ente» regidor del fútbol hondureño, incluya en el cuerpo técnico a un profesional de la psicología?, esto para evitar casos bochornosos como los ya repasados.

Estos fueron los análisis, opiniones y recomendaciones que nos brindaron los profesionales de la psicología:

Los factores que podrían influir

Licenciado Félix Argueta:

Soy Félix Argueta, graduado con el título de Psicología en la Universidad Tecnológica Centroamericana (UNITEC); tengo 22 años.

Hay muchos factores o variables a considerar para que un deportista del fútbol tenga este tipo de conductas agresivas dentro y/o fuera del campo.

Me gustaría dar a entender que los siguientes factores que mencionaré dependerá mucho del mismo jugador ya que cada persona es diferente; y manejan sus vidas de formas diferentes y, a la vez, que estos son las variables que considero como los más importantes.

De forma general, algunas consideraciones que pueden ser causantes de esta conducta pueden llegar a ser el mal afrontamiento ante el estrés o la misma presión social ya sea del público, de lo medios de comunicación, del mismo deporte considerando los cuerpos directivos o de los mismos compañeros.

Otros factores pueden estar relacionado con su alimentación diaria (una dieta saludable o no), el sueño, la fatiga por el exceso de ejercicio, el síndrome del burnout, los resultados de un partido que puede ser que no sea lo esperado; e inclusive la visión personal que ellos tienen de sí mismos hacia los demás.

Así mismo, pienso que el desarrollo de la misma persona que ha tenido desde su infancia hasta el día de hoy es un aspecto importante ya que este puede tener una buena explicación del por qué es como es en caso si algún punto de su vida no ha tenido una “buena resolución” de un dicho evento o suceso de cierto grado.

Sabemos que no siempre estos factores pueden llegar a crear malestares psicológicos de forma inmediata; pero una exposición prolongada y aún teniendo buenos métodos de afrontamiento o resiliencia, somos seres humanos y siempre tendremos nuestros límites y puntos de quiebre o explosión.

Esta exposición prolongada puede traer cambios críticos en nuestro cerebro, neurológicamente hablando; y puede permanecer por mucho tiempo si no es resuelto con la ayuda de un equipo interdisciplinario de la salud que incluya un/a psicólogo/a.

Muchas de estas conductas, al no ser tratadas eficazmente o al no tener un buen manejo, llega a afectar en distintas áreas personales como en su trabajo, en su área social; e inclusive familiar.

Esto ha sido un claro ejemplo en muchas personas que han tenido distintos comportamientos y que, a la larga, han llegado a afectar algunas o todas estas áreas anteriormente mencionadas.