Desde patios y techos divisan a Virgen de Suyapa en helicóptero

550
Virgen
Líderes católicos efectuaron este domingo el primer recorrido con las estatuillas de la Virgen de Suyapa y el Santísimo Sacramento. Surcaron los aires de Tegucigalpa, Choluteca y Danlí.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. El primer recorrido que lleva a la Virgen de Suyapa y al Santísimo Sacramento a los hondureños, mediante un viaje en helicóptero, se desarrolló la mañana y tarde de este domingo.

Las ciudades que divisaron el singular acto de devoción religiosa fueron Tegucigalpa, Danlí y Choluteca.

Los representantes de la Iglesia Católica que llevan las estatuillas vía aérea al pueblo hondureño son Gábor Pintér (nuncio apostólico), Óscar Andrés Rodríguez (arzobispo de Tegucigalpa) y Carlo Magno Núñez (padre).

Nota relacionada: Virgen de Suyapa en un helicóptero «para bendecir
Honduras»

Reacción de la feligresía

El padre Carlo Magno habló acerca de la experiencia, que constituye el primero de los tres recorridos que se tienen previstos.

«Es una visita inusual porque se nos pide que estemos en casa. La virgen va a visitarlos a sus casas, va a acompañarles», dijo de primera mano.

Seguido mencionó que la decisión se tomó para que la Virgen proyecte animosidad para vivir la fe que profesan y así llevar a los cristianos por el camino de Jesús.

Según expresa, la gente buscó maneras por doquier para divisar la eventualidad; se les habría denotado muy emocionados y hasta en búsqueda de llamar la atención de los pasajeros del helicóptero.

«La población salió los patios, otros hasta los techos y la gente muy emocionada recibía ésta visita; agitaban pañuelos blancos. Otros, para captar la atención tenían espejos. La gente salió al paso de la Virgen y del sacramento», detalló.

Incluso, mencionó que otros hasta se arrodillaban en pleno pavimento.

Tiempo de cuaresma atípico

Al líder eclesiástico que cómo considera que ha sido este período cuaresmario inusual, donde las personas han tenido que cumplir con las directrices del dogma católico desde casa.

«Es un tiempo atípico, donde nos ha tocado compartir en familia y meditar juntos. La Iglesia, a través de los recursos de comunicación les ha transmitido la palabra de Dios. Si bien los templos están vacíos, la iglesia vive en casa», describió.

Por último, dejó un mensaje para la población hondureña: «Qué Dios bendiga a todo nuestro país, que la Virgen nos arrope a todos con su manto bendito y que Honduras sea mejor de ahora en adelante. Tomemos las indicaciones de las autoridades sanitarias para poder evitar la propagación del coronavirus», manifestó.

Cabe recordar que habrá dos recorridos más: mañana visitarán San Pedro Sula, El Progreso, La Ceiba, Trujillo y, de regreso, Juticalpa. Mientras que, el martes, sobrevolarán la zona occidental del país y Comayagua.