Aún sin noticias de la pareja desaparecida en Roatán, Honduras

Muchas personas se han unido en la búsqueda de la pareja desaparecida en Roatán

685
Pareja desaparecida en Roatán

ISLAS DE LA BAHÍA. Autoridades aún no tienen noticias del ciudadano guatemalteco Felix Adalberto Dubón Calvillo ni de de la hondureña Marta Fabiola Matute, oriunda de Colón, que desaparecieron en una Jet Ski desde el lunes a las 5:30 de la tarde en West Bay, Roatán, zona insular de Honduras.

Por otro lado, se supo que una avioneta procedente del país de Guatemala con matrícula TG-GA0, se sumará hoy a la búsqueda de las dos personas que continúan desaparecidas desde el pasado lunes. También, recientemente, miembros de la Base Aérea de Palmerola se sumaron a la búsqueda junto con cuerpos de emergencia.

Información proporcionada hasta ahora, indica que el guatemalteco y la hondureña se estaban hospedando en el hotel Colonial de Roatán.

Felix Adalberto Dubón Calvillo y Marta Fabiola Matute, salieron en un Jetski a eso de las 5:30 de la tarde del sábado en West Bay, pero nuna regresaron.

Por lo tanto, miembros de la Fuerza Naval se desplazaron en tres lanchas rápidas desde
las cinco de la mañana del pasado martes para realizar la búsqueda y rescate de ambos.

Seguidamente, en horas de la tarde del martes, se encontró el Jetski que usaba la pareja al momento de su desaparición; por lo que las autoridades continúan tratando de localizar a las dos personas. Las tareas de búsqueda se dirigirán a Belice y a Utila ya que varias corrientes marinas que circulan en la zona se dirigen hacia esos sectores.

La desesperación de apodera de familiares de dos desaparecidos en Roatán
La desesperación de apodera de familiares de dos desaparecidos en Roatán

ANTECEDENTE

En enero del presente año, se dio a conocer que criaturas marinas devoraron prácticamente el cuerpo de una canadiense extraviada en Roatán.

Se supo que el cadáver de Maurene Patricia Lalonde, desaparecida en el Caribe de Honduras a causa de un temporal frío y lluvioso, fue hallado por fin.

Un oficial de la COPECO que los restos de la canadiense fueron hallados cerca de una carretera que conduce a French Harbor.  Dicho lugar hace referencia exactamente en la paradisíaca isla de Roatán.

Según el informe, el cuerpo de Lalonde estaba partido en dos trozos y le falta una de sus piernas. Lalonde viajaba con otros turistas en una lancha como parte de un recorrido por la isla de Roatán. Lo anterior, pese a que por el mal tiempo imperaba una alerta preventiva de COPECO.

Tras su desaparición, cuerpos de socorro y el esposo de Lalonde se sumaron a la búsqueda de la turista por aire, mar y tierra. Pero durante una semana el esfuerzo había sido inútil.

La búsqueda se extendió hasta el sector de Omoa, colindante con Guatemala. Así como a la isla hondureña de Utila, que con Guanaja y Roatán conforman el departamento hondureño de Islas de la Bahía.

Luego del accidente, anunciaron que el capitán de la embarcación que incumplió la alerta enfrenta una sanción económica. Y la suspensión de su licencia por un año, por no haber acatado la alerta amarilla. Además, se prohibía la navegación en la zona, principalmente de medios de menor calado.

FINAL DE EXTRANJERA

El cadáver de la mujer de 72 años de edad llegó a la ciudad de La Ceiba en la zona norte del país. Lo anterior, luego de aparecer en la orilla de una de las playas de esta isla y solamente se podía ver el rostro y la osamenta el resto de su humanidad.

“Acá en La Ceiba se le practicó la autopsia y lo que pude ver en las fotografías es que solo venía la cara y huesos. De allí no había carne, toda su antropofagia cadavérica fue devorada por los peces y animales marinos”, expuso el director de medicina forense de esta región.

No hubo necesidad de practicarle exámenes de ADN, ya que su esposo y su hija que estaban en nuestro país, tras conocer la noticia, la reconocieron por una prótesis que tenía en una de sus piernas.

Al parecer, Lalonde murió ahogada y las autoridades señalaron que ellos ya hicieron lo que por ley les correspondía. Luego, sus familiares hicieron los trámites respectivos con la embajada de Canadá para llevarse sus restos mortales. Aunque ellos aún esperan encontrar otras partes del cuerpo, lo que según el informe médico, eso es casi imposible