CORTÉS, HONDURAS. La Policía Nacional, a través de la Unidad de INTERPOL de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI), requirió la tarde de ayer lunes en el Centro de Atención al Migrante Retornado, a un ciudadano por tener una orden de captura pendiente.

El sospechoso, quien llegó al país en un vuelo con procedencia de la República de México, responde al nombre de Mario Rolando Figueroa Guerrero, de 33 años de edad, originario y residente en la colonia 3 de Abril del municipio de El Progreso, departamento de Yoro.

Se le detuvo por suponerlo responsable del delito de homicidio simple. Esto, en perjuicio de Fernando Morales, según orden de captura emitida por el Juzgado de Letras Seccional de Yoro en fecha 13 de enero del año 2013. La Dirección Policial de Investigaciones (DPI) remitió al ahora detenido al Juzgado correspondiente.


ANTECEDENTE

El pasado 1 de septiembre, capturaron en horas de la tarde un joven que regresaba deportado de los Estados Unidos. La captura se derivó por el delito de homicidio, según los dieron a conocer de forma pública las autoridades.

Se trata del joven Erick Ariel Raudales Raudales, de 25 años de edad. Quien es originario del distrito central, venía en un vuelo en calidad de deportado. Y llegó al Centro de Inmigrantes Retornados donde fue detenido.

A Raudales, se le acusó de homicidio en contra de Marvin Noé Cardona Andino. Y la orden de captura fue emitida el 29 de noviembre de 2011, por los juzgados de Letras de Tegucigalpa.

El vuelo Marshall arribó a eso de las 10:00 de la mañana del día de la captura. En tanto, oficiales de Migración y Extranjería e INTERPOL Honduras recibieron a las 77 personas deportadas, entre ellas tres mujeres y 74  hombres.