Denunciante: “A mi esposa le daban 9 días de vida” en el IHSS por COVID-19

0
1234
covid
El denunciante informó que en su casa viven él, sus dos hijas, su esposa y una persona más, cinco personas en total. Según el padre de familia a todos les practicaron la prueba del COVID-19.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Un padre de familia denunció que cumplen un periodo de confinamiento sin alimentos, luego que a su esposa le detectaron COVID-19 en el Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) y aunque está perfecta de salud le dijeron que tenía solo 9 días de vida.

A través de medios locales, el denunciante anónimo (por motivos de seguridad) denunció que él junto su familia llevan 15 días de estar aislados en su vivienda. Además, lamentó que esposa está criando un bebé y nadie les ha entregado siquiera una bolsa de leche.

“Mi esposa está dando leche materna a la bebé, aquí nadie padece de coronavirus, no tenemos ni un dolor de cabeza, ni antes ni ahora. No sé de dónde sacaron que mi esposa estaba infectada (de COVID-19) en el Seguro Social“, denunció.

El denunciante informó que en su casa viven él, sus dos hijas, su esposa y una persona más, cinco personas en total. Según el padre de familia a todos les practicaron la prueba del COVID-19.

Cuatro días después que dieran de alta a su esposa, las autoridades sanitarias llegaron a su casa para decirles que ella estaba infectada por el nuevo coronavirus. “A mi niña de cuatro niñas de nacida le metieron un hisopo en la nariz, pero acá nadie tiene síntomas de nada”, señaló indignado.

“He pedido ayuda hasta por el 911 para que aunque sea agua nos vengan a dejar pero no tuve ninguna respuesta. He llamado también para conocer los resultados de las pruebas de mis niñas y mío pero no me dan respuesta”, agregó.

Lea también: Infectólogo: Es una estupidez no dejar sepultar y pedir cementerio para COVID-19

Solo le daban 9 días de vida a esposa infectada de COVID-19

El denunciante explicó que su esposa llegó al IHSS porque le tocaba dar a luz, ya que el parto se adelantó. Por lo que una patrulla de la Policía los ayudó y llevó al centro de salud, donde le practicaron una cesárea y aplicaron un test rápido de COVID-19.

“Se armó un escándalo en ese Seguro, tanto que una doctora hasta me dijo ‘su esposa en 9 días muere’ y eso resultó frustrante para nosotros. Mi esposa está perfectamente, no le ha pasado nada”, señaló.

La prueba de COVID-19, se la practicaron desde el 23 de abril, y el día siguiente (24 de abril) le dieron alta médica porque los médicos indicaron que estaba perfecta de estado de salud.

Sin embargo, dijo que a los 4 días (28 de abril), llegó a su casa un médico integrante de la Región Metropolitana Central, Mario Rolando Ramírez, manifestando que su esposa tenía COVID-19.

“Ni antes ni después salíamos de la casa, solo yo para ir a trabajar. Desde ese momento la empresa me ha apoyado y me dieron unos días como vacaciones”. Sin embargo, en la alacena de su vivienda solo tienen “arroz y frijoles” dijo.

Copeco anunció que ayudará a familia

Sobre el caso, el comisionado de la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco), Carlos Cordero, señaló que si las autoridades sanitarias no entregaron a la familia el resultado de las pruebas, es porque probablemente son negativas.

“Si los han dejado en aislamiento porque hay un caso positivo es claro que se les debe de atender en su vivienda para que no tengan excusa de salir”, señaló. Además, tomó los datos del denunciante y aseguró que les brindarán la ayuda necesaria.