Denuncian a vicerrector de la UNAH, Julio Raudales, por daños a la propiedad privada

1605
Julio
Por su parte, Raudales dijo que él en ningún momento atacó a carro alguno.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. La noche de ayer, el Vicerrector de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), Julio Raudales fue denunciado por varios ciudadanos por supuestamente cometer el delito de daños a la propiedad privada.

El incidente en que participó una de las máximas autoridades de la UNAH se suscitó el pasado sábado 15 de febrero, en la colonia Loarque, ubicada al sur de la capital.

Según, el relato de los denunciantes, Julio Raudales, enfurecido, golpeó dos carros con un bloque, porque le impedían su paso.

Versión de la parte acusadora

Por su parte, la dueña de uno de los carros afectados aseguró que en realidad su automotor no estaba obstaculizando el paso, y que por lo tanto, Raudales no debió reaccionar así.

Según su versión, ese día ella asistió a una celebración en una iglesia del sector, y que no tenía dónde estacionar su vehículo, por lo que lo dejó en la esquina de un portón, sin obstaculizar la salida.

Sin embargo, la mujer confesó que sí hubo otro carro que se estacionó enfrente del portón antes dicho, y este sí obstruía el paso, no obstante, el catedrático de la UNAH dañó ambos vehículos.

Continuó diciendo que, cuando el vicerrector llegó, miró que el paso estaba obstaculizado y se molestó. Para tranquilizarlo, un hombre que cuidaba los automóviles le dijo a Raudales que iba a llamar al dueño de carro para que lo moviera, pero… «En eso el vicerrector le dijo ‘no lo llames’, y él buscó un bloque grande y lo lanzó al vidrio del carro que obstaculizaba el paso. Luego de su enojo, tomó unas piedras y las lanzó al carro nuestro», relató la afectada.

Después del incidente, al lugar se hicieron presentes agentes de la Policía Nacional para deducir las responsabilidades correspondientes. Por su parte, los afectados lamentaron que una máxima autoridad de la UNAH tomara esa actitud.

Lea también: Código Penal: CN elimina artículos 28 y 153, pero no favorece la libre expresión

Julio Raudales: «Yo no acostumbro a hacer ese tipo de cosas»

Por su parte, el vicerrector de la UNAH asguró que él no dañó carro alguno. Además, dijo que donde él vive, los portones pasan cerrados y que no hay guardia de seguridad, por lo que les toca bajarse del vehículo y abrir ellos mismos el portón.

Ante la acusación de los denunciantes, el vicerrector dijo «yo simplemente estacionó mi carro a una cuadra de la calle y me fui para mi casa. Unas horas después, regresé a traer mi automotor y la gente estaba revuelta porque les habían quebrado el vidrio del carro. Alguien me vio y dijo que yo les había quebrado el vidrio, supongo que ante la imposibilidad de no encontrar al culpable, me culparon a mí. Yo no acostumbro a hacer este tipo de cosas, yo no ejerzo la violencia de ningún tipo».

Agregó que uno de los afectados le dijo que lo iba a denunciar, a lo que él le respondió que iba a ir con su abogado.