Colón, Honduras. Los ciudadanos de Trujillo, hacen un llamado a las autoridades del Instituto Hondureño de Antropología e Historia, sobre la situación deplorable en que se encuentra «El Castillo», Patrimonio Nacional Histórico de Honduras.

«El Castillo», cuyo nombre en realidad es «Fortaleza de Santa Bárbara», se encuentra ubicado en el centro de la ciudad de Trujillo, departamento de Colón. La fortaleza es la primera construida con fines militares por los colonos españoles en el país.

Este fuerte está declarado como Monumento y Patrimonio Nacional Histórico de la república de Honduras. Lo anterior mediante Acuerdo gubernamental No. 049, de fecha 8 de marzo de 1990. La edificación pasó a propiedad y cuidados del IHAH en el año 1997.

«El Castillo» abandonado por el IHAH

Los trujillanos denuncian que «El Castillo», se está cayendo a pedazos y las autoridades encargadas no hacen caso a su petición de darle mantenimiento.

«Nuevamente estoy llamando la atención de las autoridades de Antropología e Historia, locales y nacionales. El hecho trágico es que se nos está derrumbando el Castillo de Santa Bárbara, ubicado en el pleno centro de esta ciudad de Trujillo», dice la denuncia.

«Nadie de los llamados a hacerlo, trata de evitarlo. Lo más lamentable es que no le permiten a nadie, que no sea de el IHAH, ponerle mano para evitarlo», continúa el escrito.

Seguidamente, la denuncia también señala que los ciudadanos a los que les importa la situación de esta fortaleza histórica los amenazan con la cárcel.

«Suplicamos a los trujillanos y demás compatriotas, ayudarnos en esta cruzada y no bajar los brazos hasta ver restaurada nuestra principal reliquia histórica», finaliza la denuncia.

Deterioro
La fortaleza tiene severos daños en algunas parte y las autoridades no hacen nada al respecto.

Histórica fortaleza

En 1550, se tiene conocimiento que los españoles construyeron con mano de obra indígena un puesto defensivo para las costas y el puerto. A la fortaleza le llamaron «Santa Bárbara» en honor a la virgen patrona de los artilleros. Para 1575, la Capitanía General de Guatemala ordenó trasladar y colocar cuatro cañones en un punto defensivo de la costa. 

Más tarde, en 1629, se tiene conocimiento que la fortaleza contaba con seis cañones de artillería. Lo anterior para defender la villa de los piratas y corsarios que hacían de las suyas en el Mar Caribe.

En la fortaleza se libraron varias batallas entre piratas y colonos. En 1860 fue testigo de la nueva intromisión del filibustero William Walker a las costas centroamericanas. Fue aquí donde finalmente fue derrotado y capturado. Walker fue ejecutado mediante fisulamiento un 12 de septiembre.

La lápida de mármol del filibustero se encuentra en este pequeño fuerte. La tumba es una atracción turística.

 

 

WW
En la fortaleza también e encuentra la tumba del famoso Willian Walker.

 

 

 

 

Lea también: Símbolos masones en edificaciones antiguas de Honduras