Denis Andino llega al MP a denunciar agresiones en protestas de Tegucigalpa

492
denis andino
El comunicador presentó una denuncia por agresión ante el Ministerio Público.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Este martes, el periodista de Hable como Habla (HCH), Denis Andino, presentó ante el Ministerio Público una denuncia por las agresiones de las que fue víctima durante su cobertura de las protestas de Tegucigalpa.

Andino expresó: «Me han tomado la declaración sobre las agresiones que recibí el día de ayer junto con mi equipo periodístico; donde su servidor y mi compañero camarógrafo, José Oseguera, sufrimos de agresión y robo».

De acuerdo con el comunicador, la Fiscalía inició con la investigación pertinente. Según las autoridades, se capturó a dos supuestos culpables del ataque.

Lea también: VÍDEO | Con tanqueta militar intentan atropellar a manifestantes en Choluteca

Los daños físicos se agregan a la denuncia 

Entre tanto, Andino manifestó que existen informes forenses que se agregan a la denuncia que se estableció. Por lo que señaló que visitará un centro médico que le determine los daños que sufrió en su muñeca y en el área de la cabeza.

El corresponsal apuntó que se encontraba reportando los hechos de la protesta de ayer por medio de una transmisión en vivo. En efecto, él informó que se disponía a entrevistar a algunos miembros de la manifestación.

En ese momento empezó el ataque. Dos de los presentes le infirieron fuertes golpes, a los que él también respondió. Mientras que a su camarógrafo le llevaron el equipo de trabajo y lo rodearon varias personas.

Se registró otro ataque 

Cabe destacar que el periodista de Radio América en Choluteca, Erick Andino, recibió un fuerte ataque por parte de agentes de la Policía Nacional.

Erick cubría la protesta de miembros de los gremios de Salud y Educación contra las reformas de «Ley de Reestructuración», hoy eliminadas en el Congreso Nacional.

El Colegio de Periodistas de Honduras (CPH) solicitó que se proteja a los comunicadores. Asimismo se pidió tomar medidas de prevención para evitar más ataques y agresión al momento de ejercer la profesión.