Para enfrentar déficit en divisas, Honduras solicitó $143 millones al FMI

825
FMI
Como se recordará, el acuerdo Stand By de 311 millones de dólares se concretó el año pasado con el directorio del FMI.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Para enfrentar el déficit en la entrada de divisas al país y adelantarse a cualquier eventualidad que surja de la crisis del COVID-19, Honduras usará 143.5 millones de dólares en préstamos de los fondos precautorios del Acuerdo Stand By alcanzado con el Fondo Monetario Internacional (FMI) el año pasado.

Así lo informó ayer el presidente del Banco Central de Honduras (BCH), Wilfredo Cerrato, quien dijo que la solicitud para la utilización de los fondos se envió el pasado lunes al organismo internacional que tiene su sede en Washington, Estados Unidos.

Según Cerrato, la solicitud se remitió luego de varias reuniones entre el jefe de la misión del FMI para el país, Esteban Vesperoni, y la ministra de Finanzas, Rocío Tábora.

“Ya hicimos la solicitud formal al FMI y esperamos en estos días se haga el primer desembolso al que tenga derecho Honduras. La solicitud se hizo por 143.5 millones de dólares”, confirmó.

Cabe recordar que el Acuerdo Stand By dispone de 311 millones de dólares de fondos precautorios para Honduras.

«Este primer desembolso es para solventar cualquier déficit en el flujo de divisas que hasta el momento estamos viendo que esa no sea una necesidad. Pero es prudente que tengamos esos recursos para estar listos ante cualquier eventualidad”, puntualizó Cerrato.

Nota relacionada – BCH: L50 mil millones perdería la banca nacional ante crisis por COVID-19

$109 millones, a una tasa de interés del 1.18 %

Asimismo, el funcionario añadió que el préstamo es en condiciones más que concesionales. Lo anterior, en vista que 109 millones serán a una tasa del 1.18 % anual y el resto, andaría a 0.15 por ciento. El pago será a mediano plazo, de entre tres a cinco años.

En ese sentido,  el personero reafirmó que los fondos fortalecerán la Balanza de Pagos o la entrada y salida de divisas.

«Se esperan contratiempos en las exportaciones del país por problemas de logística debido a las complicaciones generadas por el COVID-19 a nivel nacional e internacional», avizoró.

Respecto a eso, indicó que los destinatarios de flujos de remesas enfrentan dificultades para cobrar los envíos desde Estados Unidos o Europa, por la cuarentena y el cierre de la banca comercial hondureña.

No obstante, señaló que esperan que esa menor entrada de divisas se compense con la caída de precios del barril de petróleo, que demandará menos salida de divisas para la factura petrolera.

«Esto podría andar en aproximadamente 500 millones de dólares al final del año», proyectó preliminarmente Cerrato.

De ese modo, Cerrato expuso que los fondos precautorios por 311 millones de dólares se desembolsarán parcialmente, siempre que el país lo necesite. Y en la medida que se cumpla con las primeras revisiones del Acuerdo Stand By.

Para finalizar, el titular del BCH sostuvo que Honduras tiene derecho a 143.5 millones de dólares por finalizar la primera revisión de dicho acuerdo en 2019. Y que esos recursos pueden robustecer la Balanza de Pagos o los dólares que entran al país en comparación a los que salen.