Déficit de balanza comercial se reduce; es un alivio insano, advierte economista

367
balanza
El valor actual es de mil 502.1 millones de dólares; mientras que el dato que se registró anteriormente era de dos mil 263.6 millones de la moneda estadounidense.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Hasta mayo de 2020, el déficit de la balanza comercial de Honduras se redujo un 33.6 por ciento en comparación al mismo período en 2019, según reveló el Banco Central de Honduras (BCH).

El valor actual es de mil 502.1 millones de dólares; mientras que el dato que se registró anteriormente era de dos mil 263.6 millones de la moneda estadounidense. El órgano regulador de las finanzas locales indicó que el motivo de lo anterior es la caída de un 18 % de las importaciones.

Aunque teóricamente podría leerse como algo positivo que se reduzca el déficit, en la práctica eso representa condiciones severamente dañinas para la economía nacional. Así lo expuso a Diario TIEMPO Digital el economista Rafael Delgado.

Significado del «bajón» en el déficit

Primero, el entrevistado remarcó el apunte del BCH en el sentido de que considera que las importaciones han recibido notable afectación. Además, aseveró que la disminución en el déficit es producto del conjunto de dificultades que encontró el comercio internacional ante la crisis de COVID-19.

Pero, ¿por qué ha caído la necesidad del hondureño de buscar productos de tierras foráneas? Delgado lo dilucidó.

«Primero por la reducción de los precios de los combustibles y también que no hay dinero en el país para para comprar cosas exportadas», explicó.

Seguido, debido a su vasta experiencia, se sacó de inmediato un ejemplo de cómo la situación está afectando determinados rubros y su adquisición de productos de fabricación extranjeras.

«Imagínese usted el negocio de venta de carros, por ejemplo. Se ha desplomado. Por lo tanto no ha habido importación de vehículos ni nuevos ni de segunda mano. Así podemos decir de otros negocios relacionados al transporte; eso genera problemas internamente en los sectores», describió Delgado.

En virtud de lo anterior, acotó que la reducción en el déficit comercial no es un causal, sino un efecto de las condiciones financieras que imperan y de los negocios que sostienen problemas o hasta una parálisis.

Como conclusión, hizo hincapié en que el alivio en la balanza no es motivo de alegría. «Es un alivio, pero no es uno sano. Es un alivio que viene por la menor capacidad de compra que tienen los hondureños», enfatizó el experto.

Las importaciones CIF, cayeron igualmente. Se registró un descenso de 18 por ciento (751.4 millones de dólares) en comparación con lo registrado en los primeros meses del año anterior (cuatro mil 183.4 millones).

De igual interés – Rafael Alegría: Suspender importaciones alimentarias es «acertado y realista»

Exportaciones

La exportación de mercancías también sostuvo una modificación. No obstante, en ese caso fue una pequeña alza. El total de lo recaudado ascendió unos mil 929.9 millones de dólares.

Es decir, se acumularon 10.1 millones más (0.5 por ciento) respecto a lo obtenido en mayo de 2019.

El BCH especificó que hubo incrementos en las exportaciones de café, banano, azúcar y oro. Sólo entre esos productos, se evidenció un aumento de 118.3 millones de dólares, y se debió, en parte, a la mejoría en los precios.

Mas, esa prosperidad no fue tan marcada dado que hubo una merma en la exportación de hierro, melones, sandías, aceite de palma, papel y cartón. También de plásticos, puros, entre otros.


🔹 Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: bit.ly/whatsapptiempo