TEGUCIGALPA, Honduras. – El Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (CONADEH), Roberto Herrera Cáceres, le solicitó a los entes de seguridad que respeten la vida y la integridad física de los manifestantes hondureños.

Esta petición la realizó en el marco del Día Internacional de los Derechos Humanos que se celebra cada 10 de diciembre.

Según informe, en Honduras han muerto en los últimos meses 12 manifestantes. Es lo que ha dejado la actual situación política que vive el país. Además, han sido asesinados dos policías.

En ese sentido, el ombudsman dijo que es repudiable y condenable todo acto en el que se le prive la vida a una persona.

Cáceres arguyó:

“Nosotros tenemos datos de 14 asesinatos en este periodo y esto es sumamente repudiable”.

Posteriormente, agregó que esas actitudes violentas son intolerables.

“No se puede privar de la vida a ninguna persona”, apuntó.

No obstante, señaló que es un deber fundamental de todo habitante en el territorio nacional. Velar por el respeto de la vida, por la integridad de las personas y por el ejercicio pacífico de todos sus derechos humanos.

Te puede interesar: Derechos Humanos en Honduras, tema incómodo por la crisis política

El ombudsman lamentó el deterioro del respeto a la vida del ser humano

Subrayó Herrera Cáceres:

“Lamentamos que se este deteriorando el respeto a la vida del ser humano. No es posible que entre hermanos nos estemos desangrando”.

Destacó la importancia de evitar la violencia entre hermanos y actuar solidariamente en paz con respeto al pluralismo de ideas. Herrera Cáceres concluyó:

“Hemos hecho una manifestación categórica y le estamos dando seguimiento a las investigaciones que se puedan hacer, tanto por la policía, como por el propio Ministerio Público”.