Decretan dos días de ley seca en el Distrito Central

447

TEGUCIGALPA. Autoridades de la Alcaldía Municipal del Distrito Central (AMDC), informaron que a partir de las 6:00 de la mañana del Viernes Santo ha entrado en vigencia la ordenanza de ley seca, misma que concluirá mañana sábado 26 de marzo, por lo que durante esos dos días será prohibida la venta y consumo de bebidas alcohólicas en todo el Distrito Central.

La medida es como una forma de reverencia a las fiestas de Semana Santa y en especial en el viernes santo, día en que se recuerda la crucifixión y muerte de Jesús, “Redentor del Mundo”.

Dicha disposición fue aprobada mediante sesión municipal, donde se determinó que la ley seca de este año 2016 será por 48 horas de manera alterna, con el propósito de prevenir que personas en estado de ebriedad intenten alterar el orden durante las actividades religiosas que esos días se realizan en la capital, y evitar accidentes producto de la ingesta de licor.

En ese sentido, el vice-alcalde la comuna capitalina, Juan Carlos García, precisó que la reglamentación solo incluye ese tiempo, esperando que para hacer turismo interno en el municipio los hoteles y otros negocios tengan un espacio de esparcimiento, pues hay personas que vienen a Tegucigalpa, para disfrutar el ambiente de la Semana Mayor.

Para dar cumplimiento a la normativa municipal, los inspectores del Juzgado de Policía, apoyados por la Policía Municipal, Policía Nacional y la Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (FUSINA), realizarán fuertes operativos en los distintos barrios y colonias de la capital hondureña, declaró.

Asimismo, el funcionario edilicio recordó que las personas que incumplan la disposición local serán sancionadas con una multa de entre mil y 15 mil lempiras más el decomiso del producto, al igual de otras acciones que puedan aplicarse de acuerdo a la infracción cometida.

Del mismo modo, los establecimientos que expendan productos embriagantes deberán colocar un rótulo con la advertencia de que su venta está prohibida.

La ordenanza municipal se establece en procura de prevenir accidentes de tránsito, hechos delictivos y muertes, que en muchas ocasionadas son provocadas por el abuso en el consumo de bebidas alcohólicas durante las vacaciones de verano.