Santa Rosa de Copán. Autoridades del Instituto Nacional Penitenciario (INP) informaron este día que un total de total de 173 artículos electrodomésticos fueron decomisados en el interior del centro penal de Santa Rosa de Copán, jurisdicción de Copán, zonal occidental de Honduras.

Cabe señalar que entre los artículos decomisados se encuentran: 90 televisores y 46 estufas. Así como también se descubrieron 21 refrigeradoras, siete microondas, tres equipos de sonido y seis DVD.

German McNiel, sub director del INP declaró, que estos artículos fueron debidamente rotulados con el nombre del privado de libertad. Por lo que así serán entregados a sus familiares que acrediten el parentesco.

LeaDisposición: Antecedentes policiales tendrán vigencia de un año

Acciones 

El sub director recordó que las leyes penitenciarias prohíben que las personas privadas de libertad tengan este tipo de artículos. No obstante los reclusos siempre se las ingenian para introducir este y otro tipo de artículos al reclusorio.

Ante esta interrogante Digna Aguilar portavoz del instituto penitenciario informó, que a partir de la nueva administración del reclusorio en este no se habían sacado artículos.

«Es importante mencionar que los hallazgos realizados fueron ingresados en administraciones pasadas. Por lo que hoy podemos asegurar que no quedó ningún artículo». Explicó Aguilar, quien a su vez mencionó que si a partir de mañana se vuelven a encontrar similares se deducirá responsabilidades a los custodios y a quien corresponda.

Cabe señalar que las autoridades penitenciarias pretenden que los internos dejen la vida de ocio. Asimismo esperan que estos comiencen a participar en los diferentes programas de reeducación. Además de los proyectos de rehabilitación y reinserción social que se imparten en el presidio.

Proyectos de reinserción 

En ese sentido, Aguilar, explicó a Diario Tiempo Digital que estos proyectos ocupacionales en los reclusorios del país, iniciaron hace ya varios años, sin embargo en este 2017 se logró el fortalecimiento de dichos programas.

En ese sentido, los reclusos están siendo capacitados en todos los procesos de cultivo, cosecha y recolección de los productos. Esto, como un beneficio en su proceso de reinserción social, de tal forma que al momento de salir en libertad estas personas serán parte de la población laboral del país.

Cabe señalar que, que estas personas también forman parte de los diferentes talleres ocupacionales de ebanistería, zapatería y carpintería. Por lo que su preparación es completa.

Asimismo Aguilar, explicó que en este 2018 se van a incluir otros proyectos entre los que destaca; la fabricación de bloques, de estructuras metálicas y un taller de panadería.