Decomisan documentos sobre irregularidades de pista El Aguacate

532
pista El Aguacate

OLANCHO. Documentos ligados a supuestas irregularidades en la construción de la pista «El Aguacate» fueron decomisados este miércoles por fiscales y miembros de la Agencia Técnica de Investigación Criminal (ATIC), peritos Financieros e Ingenieros del Ministerio Público (MP).

El decomiso de documentación importante para investigación se realizó en las ciudades de Catacamas y Juticalpa en el oriente hondureño.

El equipo de trabajo liderado por el Ministerio Público desde el pasado martes, realiza las investigaciones e inspecciones en la Municipalidad de Catacamas, oficinas regionales del Instituto de la Propiedad y Juzgados en materia laboral, en busca de documentación valiosa para comprobar las supuestas irregularidades.

Se presume que existen supuestas irregularidades en el proceso de adjudicación y desarrollo de licitaciones que permitieron la ejecución de la obra.

En ese sentido además de constatar las supuestas irregularidades se pretende identificar a los responsables de las mismas y su grado de participación en ellas, se habla incluso de la investigación de al menos seis empresas que participaron en dichos procesos.

Según datos del MP existe un expediente investigativo que data de varios años de trabajo y que está próximo a terminar en su etapa de instucción para lo cual se precisa de diligencias e información específica de tipo técnico.

En la década del 80 la pista aérea El Aguacate en Olancho fue base de la CIA

En 2011 el presidente de turno en Honduras, Porfirio Lobo, inauguró en Olancho el aeropuerto de El Aguacate, que en los años 80 sirvió como base a la Agencia Central de Inteligencia (CIA) de Estados Unidos para el combate contra los movimiemntos revolucionarios en Centroamérica.

La pista de El Aguacate tiene 25  metros de ancho y una longitud real de 2.300 metros, pero sólo son utilizables 1.600.

Por lo tanto, únicamente es apta para el aterrizaje de pequeñas aeronaves, como las ATR-42 de 48 pasajeros que vuelan internamente entre los departamentos de Islas de la Bahía, Atlántida, Gracias a Dios (la Mosquitia) Cortés, (todos en la costa del Caribe) y, en el centro del país, Francisco Morazán (donde queda Tegucigalpa).

Según las autoridades de Aeronáutica Civil, empresas como Central American Airways, Taca Regional y Aerolíneas Sosa están interesadas en usar la nueva terminal aérea para vuelos internos.

El Aguacate, donde ya había una pista de tierra, fue utilizado en los años 80 por la CIA como base de abastecimiento y de entrenamiento de los rebeldes contrarrevolucionarios, más conocidos como «contras», que intentaron sin éxito, con el apoyo de Estados Unidos, derrocar al izquierdista gobierno sandinista de Nicaragua.

Durante el gobierno de Carlos Roberto Reina (1994-1998) la fiscalía de derechos humanos hondureña hizo excavaciones en las proximidades de la pista, donde se descubrió un cementerio clandestino de los rebeldes nicaragüenses y se exhumaron decenas de cadáveres que fueron trasladados a Nicaragua. Nunca se supo si los sacaron todos.