DeAndre Jordan da positivo a coronavirus y se despide de la temporada

130
NBA
Hablamos de cinco jugadores de su plantilla que seguro no estarán en la burbuja; cifra que podría aumentar con un componente más si Spencer Dinwiddie sigue el camino de DeAndre Jordan, pues es asmático y ha tenido episodios de neumonía en su vida.

ESTADOS UNIDOS.- El equipo que llevará Brooklyn Nets a Disney World poco tendrá que ver con el que podría haber sido.

Dejando de lado el hecho de que Kevin Durant tenía claro desde que firmó con ellos en la pasada agencia libre que no jugaría en toda la temporada, a él se han ido sumando otros jugadores por diversos motivos.

Kyrie Irving se lesionó a lo largo de la campaña y prefiere estar totalmente recuperado para la 2020/21.

Nicolas Claxton acaba de pasar por el quirófano para solucionar un problema en el hombro. Wilson Chandler ha optado por permanecer junto a su familia.

Y a todos ellos se ha unido en las últimas horas DeAndre Jordan; quien ha anunciado que ha dado positivo por coronavirus al regresar a Nueva York y que tampoco estará en la burbuja.

La situación en los Nets

Hablamos de cinco jugadores de su plantilla que seguro no estarán en la burbuja; cifra que podría aumentar con un componente más si Spencer Dinwiddie sigue el camino de DeAndre Jordan, pues es asmático y ha tenido episodios de neumonía en su vida.

El base de los Nets, principal referencia ofensiva del equipo a lo largo de la temporada regular, también ha dado positivo en las pruebas de coronavirus y estaría meditando la posibilidad renunciar a jugar en Orlando; y es que Dinwiddie, a diferencia de otros infectados, sí ha tenido síntomas como fiebre o presión en el pecho.

Sin ellos los Nets perderán la fortaleza en la pintura de Jordan, que aporta 8,3 puntos y 10 rebotes en 22 minutos por noche; así como la clarividencia para sumar puntos de Dinwiddie, quien hasta la suspensión estaba realizando la mejor temporada de su carrera con un promedio de 20,6 puntos, 6,8 asistencias y 3,8 rebotes por partido.

En los Nets parecen tener claro que forzar lo más mínimo carece de sentido al tener puesta su mente en un curso 2020-21 en el que ya contarán con sus dos estrellas juntas: Kevin Durant y Kyrie Irving.