SAN PEDRO SULA. Como un éxito definieron los médicos la operación de la joven Dania Nayeli Rodríguez Moreno en Santa Rosa de Copán. Quien fue sometida quirúrgicamente ayer lunes al filo de las 10 de la mañana dentro del conocido Hospital de Occidente.

Claudia Guerra, gobernadora de la región antes mencionada, enfatizó que por ahora la muchacha se encuentra en observación. Pero esperan el próximo jueves darle de alta para que vaya a su casa a descansar.

Según puntualizó, con dicha operación la joven mejorará significativamente y se verá reflejado de forma gradual. Asimismo, se espera dentro de dos o tres meses poder trasladarla al Hospital Escuela Universitario (HEU) de la capital para que siga en el proceso. Lo anterior, puesto que su problema es congénito y visualizan que con la futura intervención hayan mejores resultados.

Cabe mencionar que la operación practicada a Dania es la primera de este tipo en el departamento.  Lo anterior, llamó poderosamente la atención de los copanecos. Quienes estuvieron pendientes del resultado.  Pero por fortuna, el cuerpo de Dania reaccionó de forma positiva.

El reportaje de su caso fue divulgado por Diario TIEMPO el pasado 19 de febrero, despertando la conmoción de muchos y la reacción de hondureños de distintas partes, quienes siempre estuvieron muy al pendientes del avance del estado de salud de Dania.

Lee: Este lunes un especialista intervendrá a niña de Copán

Por otro lado, el Despacho de la Primera Dama atendió la solicitud y tras conversaciones con el director del Hospital de Occidente, decidieron no trasladarla a la capital y mejor enviar un especialista con material quirúrgico para atender directamente a Dania Rodríguez, quien siempre fue la prioridad para los galenos desde que este periódico mostró su caso.

También: Gobierno hondureño atiende difícil caso de niña en Copán

Tras enterarse de la noticia, amigos y parientes de Dania reaccionaron felices y esperan tenerla pronto en casa

SÉPALO

La niña de 16 años de edad nació en el municipio de La Unión, Copán y es residente de la Aldea de San Andrés Minas. Dania nació como todo bebé, un llanto enorme.  Pero a la vez, con una gran felicidad por conocer el mundo; sin embargo, esa sonrisa ligera se acabó temprano…muy temprano. Pues al poco tiempo de nacida se dieron cuenta que presentaba problemas en el corazón y en los primeros seis o siete meses estuvo sometida dentro del referido centro hospitalario.

Lea el reportaje completo: Jovencita hondureña se aferra a un milagro para seguir viviendo

Las condiciones eran difíciles, el diagnóstico no era alentador. Pero sus padres junto al resto de su familia comenzaron a pagarle un tratamiento para que la niña creciera con normalidad. No obstante, la situación fue empeorando y se vieron obligados a sacarla del país. Entonces, fue a través de una organización que fue trasladada a los Estados Unidos, allá estuvo durante dos meses.  Pero los médicos le dijeron que no resistiría una operación y era la única solución al problema… al menos desde el extremo de la ciencia.

Aferrada a la fe, Dania, una joven creyente y que se congrega en una iglesia de su pueblo, dijo en ese entonces que Dios la curaría y que él era quien tenía la última palabra. Los expertos de la medicina le dijeron que sólo tenía seis meses de vida; no obstante, sigue viva, muy delicada, pero viva.

Su problema de salud es algo conocido popularmente como “soplo en el corazón” y la enfermedad a medida del avance ha afectado los demás órganos como el pulmón. También, ha estado en un tratamiento costoso, con medicamentos de precios muy altos y las crisis no han parado.