NEW YORK.- Usain Bolt está felizmente retirado y vive la vida de una superestrella mundial. El atleta estuvo en la ciudad de Nueva York la semana pasada representando a un patrocinador, para hablar sobre la importancia de la hidratación.

(Brittainy Newman/The New York Times)
El exatleta descansa pero sigue trabajando con sus patrocinadores.

¿Volverá a haber otra estrella de la pista como Usain Bolt? ¿Alguien que atraiga las miradas de ochenta mil personas cada vez que ponga un pie en un estadio; y luego tenga un desempeño espectacular una y otra vez?

Parece poco probable, aunque los récords caen y surgen nuevas estrellas. Alguien acabará por correr los 100 y 200 metros más rápido de lo que lo hizo Bolt. Sin embargo, ¿lo hará con el mismo estilo y longevidad?

El exatleta y exfutbolista, todavía luce como si no le faltaran más que algunas semanas de arduo entrenamiento para conquistar el mundo de nuevo, aunque eso no vaya a ocurrir.

En una entrevista, Bolt habló sobre lo que se requiere para ser un velocista campeón, su coqueteo con el futbol y las posibilidades de que algún día intente regresar al atletismo.

ENTREVISTA

¿Extrañas la competencia?
La competencia, sí, definitivamente extraño la competencia. Pero no extraño los entrenamientos.

Esa iba a ser mi próxima pregunta. Supongo que no extrañas los entrenamientos.
No, no. Todavía trato de entrenar para mantenerme en buena forma; pero solo sesiones típicas de gimnasio. No extraño el entrenamiento ni tantito.

(Chang W. Lee/The New York Times)
Bolt es el atleta más rápido del mundo.

Entonces, ¿qué haces todo el día?
Me mantengo ocupado. Está el trabajo con Gatorade; trabajo con mis patrocinadores. Así que estoy concentrado en eso ahora. Estoy tratando de hacer distintos negocios. Está por abrir una escuela en la que estamos trabajando.

¿Irás a los campeonatos mundiales este otoño en Catar?
No sé, lo estoy pensando. Podría estar ocupado en esas fechas, pero sin duda iré a los Juegos Olímpicos.

¿Quién es el próximo gran velocista jamaiquino?
Para ser honesto, no lo sé. A las mujeres les está yendo muy bien. A Shelly-Ann Fraser-Pryce le está yendo muy bien. A Elaine Thompson le está yendo muy bien. También está Briana Williams. Ella estuvo muy cerca de alcanzar el récord mundial el mes pasado. De los chicos, no sé quién vaya a destacar.

¿Qué me dices de los estadounidenses? ¿O hay alguien más que consideres que parezca ser un talento especial internacional?
A lo largo del año siempre he dicho que a algunas personas les está yendo bien, pero en lo que a mí respecta, todo se reduce a los campeonatos. Mucha gente destaca en ocasiones excepcionales; pero tratándose de rondas y competencias y la mentalidad que necesitas en los campeonatos, nunca se sabe.

(Brittainy Newman/The New York Times)
Bolt trabaja con Gatorade en Estados Unidos.

¿Cómo va tu carrera futbolística?

Alguna vez intentaste jugar futbol en un club australiano.
Quería hacer eso, pero no resultó, así que solo decidí olvidarme de ello, concentrarme en mis negocios y trabajar con mis patrocinadores.

¿Todavía juegas futbol en partidos informales?
Sí, claro, tenemos un torneo, un torneo de futbol rápido que juego todos los sábados con mis amigos.

Entonces ¿estás jugando futbol en Jamaica todos los sábados?
Sí, acaba de comenzar. Mis amigos y yo jugamos los martes y los jueves, pero es como un torneo.

¿No te interesa una carrera en el futbol americano?
No, es algo que nunca quise hacer porque lo he visto. Soy fanático de los Empacadores, así que sí veo los partidos; y veo los golpes que estos jugadores reciben. Porque soy rápido y jugaría como receptor abierto todos irían tras de mí.

Si estuvieras frente a un chico de 13 años que pareciera prometedor y tuviera un verdadero talento como velocista, ¿cuáles son las tres cosas que le dirías que hiciera a ese chico de 13 años?
A esa edad debería entrenar de manera que lo disfrute. Mucha gente presiona demasiado a los niños para que les vaya bien, pero a los 12 o 14, solo hay que ir a la secundaria, divertirse, disfrutarlo, porque cuando se pone demasiada presión a estos niños demasiado pronto como que pierden el rumbo.

¿Hay cero posibilidades de que regreses a la pista?
Lo he aprendido de mucha gente: los regresos nunca salen bien.