29.9 C
San Pedro Sula
martes, diciembre 7, 2021

Datos curiosos de Francisco Morazán y sus frases célebres

Debes leer

TEGUCIGALPA. Cada 3 de octubre se conmemora en Honduras el nacimiento de uno de los más grandes e insignes próceres del país, el General José Francisco Morazán Quezada.

El paladín centroamericano nació en la ciudad de Tegucigalpa el 3 de octubre de 1792, lo bautizaron en la iglesia parroquial de Nuestra Señora San Miguel de Tegucigalpa, el 16 de octubre del mismo año.

Francisco Morazán saltó a la fama luego de su victoria en la legendaria Batalla de La Trinidad, el 11 de noviembre de 1827. Desde entonces, y hasta su muerte en 1842, Morazán dominó la escena política y militar de Centroamérica.

El general es fruto del matrimonio entre don Eusebio Morazán y Alemán, quien era un criollo antillano, descendiente de emigrantes corsos y de dona Guadalupe Quezada Borjas.

Morazán murió fusilado en Costa Rica el 15 de septiembre de 1842. Para el año de 1848, el gobierno de José María Castro envió los restos del general a El Salvador, cumpliendo así uno de sus últimos deseos.

El paladín centroamericano descansa en el Cementerio de los Ilustres, que se ubica en la ciudad de San Salvador.

El general Morazán es una de las imágenes insignes de Centroamérica.

Lea además: Actores hondureños recrean el fusilamiento de Morazán

Datos personales del General Morazán:

Abolición del diezmo

Francisco Morazán limitó el poder del clero secular de la Iglesia Católica, aboliendo el diezmo. Además, el general es precursor de la separación Iglesia-Estado.

Era autodidacta

Morazán era autodidacta, la historia hondureña no registra que el paladín centroamericano haya terminado sus estudios de la primaria.

Sin embargo, aprendió sobre derecho civil, matemáticas y hasta dibujo. El general también sabía hablar francés y esto le permitió tener un amplió conocimiento sobre la revolución francesa.

Pese a no tener una carrera universitaria, Morazán era una de las personas más inteligentes de su época.
Era un hombre apuesto 

Al General Morazán lo consideraban como un hombre apuesto, por lo que de cariño de gano el nombre del «niño bonito de Tegucigalpa».

Un hombre muy trabajador

De acuerdo a los historiadores, el General Morazán se trasladó a los 16 años junto a su padre a Morocelí, El Paraíso. Allí se convirtió en asesor municipal y a la vez inspeccionó el archivo del juzgado de la localidad.

Todo un «Don Juan»

Francisco Morazán procreó un hijo por fuera de su matrimonio con la señora María Josefa Lastiri. El niño se llamó Francisco Morazán Moncada, quién lo acompañó por toda Centroamérica y hasta Perú en su lucha.

De acuerdo con la historia, Francisco Morazán Moncada se estableció en Chinandega, Nicaragua y allí murió en 1904.

Francisco Morazán Moncada.
Morazán es reconocido en el mundo 
Francisco Morazán tiene reconocimientos en ciudades como San Salvador (El Salvador); Parque Morazán en San José, Costa Rica; estatua, San Pedro Sula, Honduras; Busto en Santa Cruz de Tenerife, islas Canarias; Monumento en el Parque del Retiro de Madrid, España; Estatua en Nueva Orleans, Estados Unidos y un parque en Miami.
La estatua de Morazán es insigne en la capital hondureña.
Tenía descendencia italiana 

Francisco Morazán es descendiente de la actual Córcega, Francia (Córcega está unida a Italia hasta 1768) por parte de su abuelo Juan Bautista Morazzini. Su padre Eusebio Morazán y Alemán era criollo de Las Antillas.

Político

En el ámbito político, a Francisco Morazán lo reconocieron como un gran pensador y visionario. Intentó transformar a Centroamérica en una nación grande y progresista.

Durante su gestión como mandatario de la República Federal, Morazán promulgó las reformas liberales, las cuales incluyeron: la educación, libertad de prensa y de religión entre otras.

Frases insignes del General

“No he merecido la muerte porque no he cometido más falta que dar libertad a Costa Rica y procurar la paz de a la república”.

“La educación es el alma de los pueblos y abono de los ejércitos de la libertad.”

“La posteridad nos hará justicia”.

“Para extirpar el mal de las naciones es preciso destruir las monarquías”.

“Excito a la juventud, que es llamada a dar vida a este país que dejo con sentimiento por quedar anarquizado, y deseo que imiten mi ejemplo de morir con firmeza antes que dejarlo abandonado al desorden en que desgraciadamente hoy se encuentra”.

“Declaro que mi amor a Centroamérica muere conmigo”.

Las frases de Morazán permanecen vivas en nuestros días.

🔹 Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: http://bit.ly/2LotFF0.

Más noticias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Últimas Noticias