historiadora hondureña
Jenny Vasquéz Nuñez es la historiadora de 39 años que cursa su beca número 4.

VALLADOLID.- La historiadora hondureña Jenny Vasquéz Nuñez cursa su doctorado gracias a su cuarta beca en la Universidad de Valladolid.

La guapa olanchana, de 39 años, ganó su primera beca para trabajar en Madrid en el año 2006.

Jenny es una hondureña que sirve de ejemplo para promover la perseverancia y la planeación de metas claras.

Cursa el Doctorado en Europa y el Mundo Atlántico: Poder, Cultura y Sociedad.

Ella cuenta a Tiempo Digital que se decidió por dos cosas: la primera porque su máster lo hizo en esa universidad de Valladolid y la segunda porque en Honduras no existen doctorados en Historia.

 La olanchana habló con Tiempo Digital para compartir su exitosa experiencia.

«¡Trabaja por lo que quieres sin escuchar a los demás!»: Jenny Vasquéz historiadora hondureña

«Uno nunca debe hacer caso de los que quieren detener tus aspiraciones personales o profesionales. Tampoco a aquellos que se burlan de vos cuando le estás contando tus sueños de superación fuera del país.

Recuerda que mientras ellos se quedan, vos estarás preparándote en alguna universidad del primer mundo y vacacionando por Francia, Egipto o Rusia.

Tampoco le des importancia si se burlan a tu regreso porque ellos tienen trabajo y vos no y te hacen “bullying” solo porque estudiaste tanto “para nada”. Recuerda que lo aprendido, lo vivido y lo viajado no te lo quitará nadie. Ya Dios, la vida y tu propia búsqueda y fortaleza te colocará en el lugar o en el trabajo que te mereces.

Es bello soñar, pero es mejor ponerse metas claras para lograr cumplir ese sueño.  Yo lo soñé y cuatro veces lo logré.

Pero que conste que así como me aceptaron esas cuatro veces, así fui rechazada en seis ocasiones más por otras instituciones o por las mismas pero en diferente año. Estoy segura que esas historias de rechazo son las que me dieron la resistencia que tengo hoy.  Jamás decaí, jamás dejé de intentarlo, al final ser testaruda me ayudó a seguir adelante».

¿Jenny es verdad que esta es la cuarta beca que está cursando?

R- Así es. Siempre he dicho, que he obtenido casi todos los tipos de becas que existen. Es decir la de estancia laboral, la de investigación,  la de maestría y la del doctorado. Solo me faltaría la de postdoctorado, pero esa no está en mis planes, mi meta es terminar mi doctorado, luego trabajar algunos años en docencia y/o investigación y ya después me pensaré la posibilidad de hacer o no un postdoct.

Mi primera experiencia como becaria fuera del país fue en el 2006 con la “Beca ENDESA para Iberoamérica de patrimonio cultural”. Era un programa en colaboración con la Fundación Duques de Soria y el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte de España.

Eran becas de estancia laboral no de estudio, en mi caso solicité trabajar en el Archivo Histórico Nacional en Madrid. La movilidad tenía una duración de 9 meses, así que trabajé como asistente en el fondo de ultramar de ese archivo refichando documentos de Filipinas, Puerto Rico y Cuba.

Luego en el 2008 obtuve la beca de formación permanente de la Fundación Carolina. Este era un programa de solo 3 meses de duración. En estos, una persona ya titulada (de grado o posgrado) podía realizar un estancia de investigación o de formación en cualquier institución de España.

Hablando de mi caso lo solicité en el Archivo General de Indias en Sevilla así que me pasé ese tiempo en búsqueda documental y bibliográfica tanto en ese archivo como en la Escuela de Estudios Hispano-Americanos del CSIC.

Para el 2011 se presentó la oportunidad de estudiar el Máster Oficial en Investigación de la Comunicación como Agente Histórico-Social en la Universidad de Valladolid, España.

Para finalizar en el 2014 obtuve la beca de doctorado en Valladolid y con diferente programa de beca.

¿Dónde estudio en Honduras?

R- Hice el Bachillerato en Salud Comunitaria en el Instituto Departamental La Fraternidad en Juticalpa, Olancho.

Posteriormente, estudié una Licenciatura en Historia en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, en Tegucigalpa.

¿Alguna institución gubernamental tuvo incidencia o le ayudó a conseguir alguna de sus becas?

R- En las tres primeras becas no ocupé el respaldo o aval de ninguna institución del gobierno, empresa privada o de una universidad. Siempre fue un trámite solitario, entre la institución que otorga la beca y yo.  Nunca hubo intermediarios.  De hecho yo siempre buscaba becas en que ninguna institución del estado de Honduras tuviera algo que ver.

He obtenido cuatro becas en ocho años en tres ciudades españolas y becada por cuatro distintas instituciones.

La excepción fue para la beca de doctorado, porque ese era un proyecto entre Erasmus Mundus EURICA y la UNAH. Como candidata necesitaba un documento de la Vicerrectoría de Relaciones Internacionales que avalará dicha candidatura.

Yo pertenecía al TG1 (Target Group 1, que en este caso serían los que son estudiantes, empleados y egresados de la UNAH). Como soy egresada de esa universidad, entonces caía en esa categoría.

Así que fui a la oficina de la VRI-UNAH, les mostré mi título de licenciatura para comprobar que si era egresada y ellos amablemente me hicieron esa nota para que yo la incorporara a la solicitud online que estaba llenando para la beca.