En cuarentena: MP atiende más de 300 denuncias de violencia doméstica

350
violencia doméstica
Las denuncias por violencia intrafamiliar continúan en aumento en Honduras durante la cuarentena por COVID-19.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. La problemática del «quedate en casa» sigue comprobándose a diario, mujeres y niños conviven con sus agresores; solo desde que inició la cuarentena, los casos de violencia doméstica ya superan los 300.

De manera específica, el total suma 305, según los registros del Ministerio Público (MP). No obstante, la cifra podría ser aún mayor, considerando las mujeres que guardan silencio por temor. La línea 911 está abierta para recibir denuncias al respecto.

En ese sentido, los fiscales del MP continúan turnándose en los distintos puntos judiciales del país pese a la crisis de COVID-19, con el propósito de defender los intereses y derechos de las mujeres y niños. Aunque también aplica para toda la ciudadanía, estos dos sectores poblacionales son los más vulnerables.

De igual interés: Poder Judicial ordena a juzgados atender solo casos de violencia doméstica

Desglose de denuncias

Los datos extraídos del informe de la Fiscalía indican que el Municipio del Distrito Central (MDC) y San Pedro Sula, reportan más incidencia de violencia a lo interno de las casas de habitación.

La capital sostiene el primer lugar en el indecoroso listado. 121 denuncias se han efectuado desde el 17 de marzo. Mientras que, en el mismo período de tiempo, la ciudad industrial suma 83.

El MP también tramitó la versión de las víctimas en El Progreso, Gracias, Santa Rosa de Copán, Talanga, Santa Bárbara, Siguatepeque, La Esperanza, La Paz, Danlí, entre otras ubicaciones. Al menos 48 denuncias en esos sitios llegaron a las mesa de los tribunales.

Asimismo, el registro fiscal indica que otras 57 mujeres interpusieron denuncias por violencia intrafamiliar en todo el territorio nacional.

Repercusiones judiciales 

Esas más de tres centenas de denuncias han derivado en más de 30 requerimientos fiscales. 32 se emitieron por violencia doméstica y dos más por violación.

La ejecución de esas ordenanzas derivó, hasta la fecha, en al menos 18 capturas. A los aprehendidos se les acusa de los delitos de violación, violencia intrafamiliar y desobediencia, entre otros.

De igual forma, las audiencias contra los presuntos agresores no se han suspendido. Por ahora, se han desarrollado 55 audiencias iniciales. 33 de ellas con la acusación de violencia en la familia, 19 por desobediencia, y un par más por violación. La restante fue por una violación en su grado de ejecución de tentativa.

El resultado de esas comparecencias judiciales es de 33 autos de formal procesamiento, 10 audiencias de conciliación a favor de la víctima, seis sobreseimientos provisionales y cinco definitivos, además de un sobreseimientos definitivo por extinción (venció el plazo legal).

En el MDC, 32 audiencias han sido cubiertas y, según la fiscalía, «la mayoría» han sido declaradas con lugar. Como consecuencia, se procedió a dictar sanciones, mecanismos de seguridad, y medidas cautelares.

En otras localidades, 13 sujetos se sometieron al proceso judicial tras haber sido detenidos de manera flagrante en la comisión de los delitos previamente mencionados.

Los fiscales, por su parte, reiteran que las denuncias pueden ser interpuestas de manera anónima. Exhortan a que no queden impunes los maltratos.


🔹 Suscríbete gratis a más información sobre el #COVID-19 en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: bit.ly/whatsapptiempo