27.4 C
San Pedro Sula
martes, diciembre 7, 2021

Cuarenta años después…

Debes leer

José P. Membreño

sfafafs

Al este de la península de Indochina, en el litoral sobre el golfo de Tonkín se extienden pequeñas llanuras que se dirigen hacia los extremos norte y sur con los amplios deltas del río Rojo y el río Mekong. En el norte y noroeste se alternan macizos con cañones angostos y profundos. La cordillera Annamita tiene altura de más de dos mil metros. La vertiente oriental presenta las mesetas de Pleiku, Darlac y Lang Bian. Allí mismo se encuentra el pueblo heroico de Vietnam, el pueblo que derroto al ejército más fuerte del mundo y  fue sometido por guerreros de pies descalzos. Henry Kisssinger declaro “me niego a creer que una “potencia” de cuarta clase como Vietnam del Norte no tenga que rendirse en algún momento”, estas palabras del entonces Secretario de Estado sonaban como fuertes y convincentes, pero en el fondo demostraban su desconcierto.

Estas son las ironías de la historia de Kissinger que dos años antes del vergonzoso final se vio obligado a firmar un tratado de paz con Vietnam lo que le valió el Premio Nobel de La Paz. Esta derrota  a Estados Unidos ocasionó  un debate entre dos sectores de la sociedad norteamericana por un lado los “ortodoxos” que nunca creyeron que Estados Unidos podría ganar esa guerra  pero esa guerra la enfrentaron guerrilleros que luchaban por su país por su libertad, por su independencia con una moral inquebrantable  y una seguridad de triunfo  persistente, un pueblo humilde con un historial de lucha contra los invasores. Philip  Catton en su libro  aseguraba que Washington veía la guerra como una lucha global contra el comunismo, no obstante  el legendario líder vietnamita Ho Chi Minh, resultó  ser un nacionalista con una coraza de moral más fuerte que el acero. Por otro lado estaba el bando de los que opinaban que la guerra se hubiera ganado si Estados Unidos hubiese intensificado el bombardeo sobre Vietnam del Norte.

Cuarenta años del fin de la guerra de Vietnam, en Washington capital de Estados Unidos se erige un monumento, en él están gravados los nombres de cincuenta y ocho mil soldados estadounidenses muertos en la invasión de Vietnam  Ese monumento es un recordatorio para las generaciones futuras de Estados Unidos que los pueblos por muy humildes que sean tienen derecho a la lucha por su libertad y su independencia.

Vietnam derrotó  a Estados Unidos eso ocurrió aquel 30 de Abril de 1975 en Saigón y que era considerado como algo increíble,  Vietnam casi desaparece del mapa. En una ocasión Ho Chi Minh declaro: “es cierto; nuestro país está destruido pero lo reconstruiremos y más bonito”La libertad del pueblo vietnamita costo muy caro, millones de personas resultaron afectados por el “agente naranja”, un herbicida para deforestar la selva y que contamino a treinta mil aldeas, un arma utilizada por Estados Unidos durante su agresión, y que aún hoy día siguen naciendo niños con graves malformaciones, niños con el cerebro más grande que el cráneo, ciegos, con cáncer y problemas genéticos hereditarios. Visitar los hospitales de Vietnam es llenarse de horror e indignación. Sin duda es la gran deuda de estados Unidos con el pueblo de Vietnam.

Más noticias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Últimas Noticias