Una sola dosis de la vacuna Sputnik V protege un 78,6 %, según nuevo estudio

122
una dosis de sputnik v
La Sputnik V es utilizada por más de 15 países.

La vacuna contra la COVID, Sputnik V de Rusia, ofrece alrededor de 92 % de protección, revelan los resultados de la última fase de los ensayos, publicados en la revista médica The Lancet.

La Sputnik presenta menor eficacia frente a las variantes descubiertas en Inglaterra, India y Sudáfrica, según un estudio realizado. Sin embargo, los propios autores del artículo advirtieron que estos no son concluyentes y que son necesarios otros estudios entre la población real.

¿Qué tanto protege una sola dosis?

Una sola dosis de la vacuna Sputnik mostró una efectividad del 78,6 % contra la COVID, según datos recopilados por el Ministerio de Salud de Buenos Aires. Además, se comprobó que la vacuna tiene una efectividad del 84,7 % para eludir muertes y del 87,6 % para minimizar hospitalizaciones.

Las conclusiones emergen del estudio de las 40,387 personas que habían recibido la primera dosis de la vacuna Sputnik, como parte del Proyecto de Vacunación masiva en Argentina.

Vacuna Sputnik V.

Te podría interesar: Pese a recibir Sputnik V, periodista Miriam Torres se contagia de COVID-19

«La finalidad primordial ha sido equiparar la cantidad de infecciones confirmadas, hospitalizaciones y muertes por coronavirus en vacunados y no vacunados», dijo el Ministerio de Salud.

Estudios realizados en Argentina

Para esto «fueron incluidos los individuos vacunados a partir del 29 diciembre de 2020 hasta el 21 de marzo de 2021, que no habían recibido su segunda dosis de Sputnik V y con por lo menos 40 días de seguimiento», en tanto que «se excluyeron los individuos con precedente registrado SARS-CoV-2», dijo el Ministerio de Salud.

En un primer estudio calculó que la efectividad de la tasa de infección poblacional adulta vacunada fue de 83,7 %. «Esto motivó a hacer otro enfoque identificando que concluyó dando los resultados definitivos, una efectividad del 78,6 %” con una sola dosis.

Temperatura de conservación: entre dos y ocho grados

Otra de las grandes ventajas del fármaco ruso es la temperatura a la que se conserva, entre 2 y 8ºC. Es la misma a la que deben mantenerse los de AstraZeneca y Janssen, lo que facilita el transporte para su distribución y su administración.

Por el contrario, las vacunas Moderna y Pfizer-BionTech necesitan mucho más frío para preservar sus cualidades, lo que añade unas dificultades logísticas considerables: -20 grados la primera y entre -70 y -80 la segunda.

Países que usan la vacuna

Por otro lado, Argentina, Venezuela, México, Nicaragua, Paraguay, Líbano, Libia, Montenegro, Filipinas, Serbia, Emiratos Árabes Ligados, Irán y Siria, autorizaron el uso de la vacuna. Al igual que en la situación de las fórmulas chinas, la Alianza Europea y EE.UU. no aprobaron la utilización del inmunizante.

Técnica basada en un adenovirus

La Sputnik V se basa en dos tipos de adenovirus del resfriado humano, modificados con información genética del SARS-CoV-2 y atenuados. En la primera dosis, se inocula uno y, en la segunda, el otro.

El uso de dos vectores distintos en ambos pinchazos puede ayudar a crear una respuesta inmunitaria más potente.

Fuentes: The Lancet y Ministerio de Salud de Buenos Aires.


Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: http://bit.ly/2LotFF0.