CSJ: A prisión cinco militares por allanamiento y tortura

113
La determinación de la Corte de Apelaciones en Materia de Corrupción fue emitida por unanimidad.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Carlos Silva vocero de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), comunicó que se determino enviar a prisión a cinco miembros de la Policía Militar del Orden Público (PMOP), por allanamiento y tortura.

Silva manifestó que la Corte de Apelaciones en Materia de Corrupción por unanimidad revocó el sobreseimiento definitivo dictado por un juez de primera instancia en favor de los cinco elementos del orden público. Cabe indicar que también se emitió un auto de formal procesamiento contra los militares.

Los imputados son David Benavidez Sosa, Milton Alexi Mendoza Bentacourth, Imer Rigoberto Ramos, Luis Alfredo Ponce Hernández y Franklin Eleodoro Hernández; acusados por los delitos de allanamiento de morada y tortura.

Silva destacó que la decisión se tomó cuando la Corte de Apelaciones encontró indicios de responsabilidad en las pruebas presentadas por la Fiscalía. Por lo cual, el Juzgado de Letras de lo Penal tendrá que programar la audiencia preliminar en contra de los elementos de seguridad.

Al momento que se evacue el debido proceso, el juez asignado determinará si existen los requisitos legales para que el caso se eleve a juicio oral y público.

Lea también: VÍDEO: Asombran prácticas de resistencia al gas lacrimógeno; PN lo considera normal

Pinu: Eliminan delitos de lesa humanidad

Diputados de la bancada del Partido Innovación y Unidad Social Demócrata (PINU-SD), revelaron en las últimas horas que se eliminó el artículo 153 del nuevo Código Penal.

«En Honduras no se juzgaría a un militar que mate a una persona; es decir, no lo podrán hacer gracias al nuevo Código Penal«, señalaron.

«Lo que buscan es evitar que los juzguen. No solo se blindan por lo pasado, si no por lo que pueda venir en el futuro», aseguró uno de los legisladores del PINU.

El artículo 153 reza: deben ser castigados con las mismas penas previstas en los capítulos I, II y III del presente título, la autoridad o jefe militar, o quien actúe efectivamente como tal, cuando tales crímenes sean cometidos, o por fuerza bajo su mando y control efectivo o bajo su autoridad.