Croacia se desmorona y empata ante la República Checa

254

La selección de Croacia dejó escapar de manera incomprensible dos puntos que le habrían dado billete y medio para los octavos de final del torneo. Con un 2-0 a favor en el minuto 59, acabó empatando y pidiendo la hora ante la República Checa, que firmó las tablas en el tiempo de prolongación desde el punto de penalti, sumando así su primer punto en el casillero de esta Eurocopa.

La sustitución del madridista Luka Modric en el minuto 61 por una sobrecarga muscular rompió a Croacia, que a partir de ese instante dejó de mandar en el campo ante una República Checa a la que se le abrió el cielo y que vio posible el milagro. Ya en la recta final del partido, el lanzamiento al campo de varias bengalas desde la zona que ocupaban los aficionados croatas fue mortal de necesidad para el equipo de Ante Cacik, pues sus jugadores se desenchufaron -el encuentro estuvo detenido seis minutos- . Así, en una acción ofensiva rival, el central Vida tocó el balón con la mano en su salto y el inglés Clattenburg no dudó en señalar penalti, que convertiría Necid en el 2-2 definitivo.

De nada sirvió, pues, el excelente primer tiempo de Croacia, bien dirigida por Modric y Rakitic, que consiguió arrinconar a la República Checa en su parcela. Todas las ocasiones de gol de este período fueron croatas (dos de Mandzukic, una de Rakitic y otra de Vida), por lo que el meta Cech se erigió a la fuerza en el mejor jugador de los checos. Sin embargo, nada pudo hace en el minuto 37, cuando tras una pérdida de balón de Plasil fue aprovechada por Perisic para hacer el 1-0 con un chut cruzado.

El gol hacía justicia a los visto en el campo y, ya tras el paso por los vestuarios, Rakitic puso un 2-0 que parecía definitivo tras superar a Cechen su salida, elevándole el balón.

Pero el guión del partido no estaba escrito. Croacia no superó la sustitución de Modric, la República Checa dio un paso al frente y se convirtió en dominadora de ahí al final. El gol de Skoda, de un gran remate de cabeza a centro de Rosicky, fue un aviso de lo que podría suceder. Necid, ya en el 93’, firmó el empate y el sorprendente desenlace del partido. Croacia perdió dos puntos increíbles, por lo que todavía no puede echarse a dormir en esta fase de grupos.

Tomado: aMundo Deportivo