Cristiano Ronaldo falló un disparo desde la vía del penal en el encuentro entre Juventus y Chievo Verona, por la vigésima jornada de la Serie A.

Sobre los 52′ minutos, Cristiano Ronaldo vio pasar la oportunidad ideal para anotar un nuevo gol con la Juventus. El culpable fue el arquero de Chievo Verona.

Stefano Sorrentino adivinó la trayectoria del remate de Cristiano Ronaldo: se arrojó al poste inferior izquierdo y rechazó el esférico hacia el saque de esquina.

El ‘7’ de la Juventus es uno de los máximos artilleros de la Serie A. Ha alcanzado 14 conquistas y se encuentra empatado con los goleadores Fabio Quagliarella y Duván Zapata.

Minutos después, a los 73, Cristiano recibió un centro atrás desde la derecha y quedó en posición franca, con el arco a disposición. Sin embargo, su derechazo, mordido, salió desviado. En ambas ocasiones perdidas exhibió un catálogo de gestos, demostrando su fastidio.

Su desafortunada actuación se da 24 horas antes del veredicto del juicio que afronta en España por evasión: mañana conocerá la pena que recibirá. Tal vez, esa noticia lo tuvo inquieto. Y repercutió en su puntería.

Su reacción tras haber fallado el penal (Foto: REUTERS/Massimo Pinca)

Su reacción tras haber fallado el penal (Foto: REUTERS/Massimo Pinca)

La frustración tras dilapidar una oportunidad concreta en el segundo tiempo

La frustración tras dilapidar una oportunidad concreta en el segundo tiempo