Desesperación por COVID-19 en India: «La segunda ola llegó como un huracán»

174
covid-19 en india
La segunda ola llegó hace 14 días y obligó a India a tomar medidas que impactaron al mundo.

Bangalore, India, el actual epicentro de la COVID-19 parece una escena de película apocalíptica por las constantes quemas de cadáveres que se presencian en plena calle y a la luz del día.

Hace 14 días una nueva ola de coronavirus abatió a la segunda nación más poblada del mundo. Los habitantes de Bangalore se han visto envueltos en un ambiente catastrófico y deben luchar sin siquiera insumos.

India es el segundo país más afectado por la COVID-19, afronta una grave crisis sanitaria con más de 2.000 muertos y cerca de 300.000 nuevos casos en las últimas 24 horas.

El país asiático con 1.300 millones de habitantes, acumula 15,6 millones de contagios y 182.000 muertos desde el inicio de la pandemia. Además, en las últimas 24 horas se registraron 295.000 casos y 2.023 fallecidos, según indicó el Ministerio de Salud.

India sufre los efectos por el coronavirus

India epicentro del COVID-19.

El primer ministro, Narendra Modi, en un mensaje televisado, reconoció que India libraba «una vez más una gran batalla».

«La situación estaba bajo control hace unas semanas y la segunda ola llegó como un huracán«, agregó Modi.

Este recrudecimiento con cerca de 3,5 millones de nuevas contaminaciones desde principios de abril es atribuida en especial a una «doble mutación» del virus.

Masivas aglomeraciones 

A pesar de sus ciudades superpobladas y un sistema de salud en ruinas, India había sufrido relativamente poco de una pandemia que ya mató a más de tres millones de personas en el mundo.

Pero varias manifestaciones multitudinarias favorecieron en las últimas semanas la circulación del coronavirus. Millones de personas asistieron al festival religioso hindú Kumbh Mela, actos políticos, lujosas bodas y competiciones deportivas.

También podría interesarte: COVID-19 | Finanzas lograría acuerdo con Pfizer por más de 4.2 millones de dosis

Según la prensa, en India, epicentro de la COVID-19, la producción de medicamentos esenciales contra el coronavirus se ha desacelerado e incluso suspendido en algunas fábricas.

Los angustiados familiares de los enfermos se ven obligados a pagar precios exorbitantes en el mercado negro por medicamentos y oxígeno.


Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: http://bit.ly/2LotFF0