Crisis llega a las universidades; la CCIC y la academia la enfrentarán

257
Representantes de la CCIC y de distintas universidades de Honduras.

Cortés, Honduras. La Cámara de Comercio e Industrias de Cortés (CCIC) y rectores de distintas universidades de Honduras acordaron «formular propuestas» que contrarresten la crisis social que ya está afectando a la academia al grado «que siete de cada 10 universitarios planean irse del país».

En ese sentido, a la sede de la CCIC llegaron los rectores: Javier Mejía (Universidad Tecnológica de Honduras – UTH), Marlon Brevé (Universidad Tecnológica Centroamericana – UNITEC), Senén Villanueva (Universidad de San Pedro Sula – USAP), Carmen Salgado (Universidad Cristiana de Honduras – UCRISH) y José María Sánchez (Universidad Jesús de Nazareth).

Además, a la reunión  acudieron la sub-directora de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras en el Valle de Sula (UNAH-VS), Ada Cantarero; la directora de la Ceutec-SPS, Roxana Espinal; el director académico de la Universidad Católica de Honduras – UNICAH, Jaime Núñez y el vicerrector de la UCENM, rosel Cerrato.

Por consiguiente, el grupo de profesionales coincidió con el presidente Jorge Faraj y junta directiva de la CCIC: «que la corrupción es la raíz de todos los problemas el país».

Por su parte, Faraj afirmó que es importante «que el sector empresarial escuche la voz de la academia». Ya que con esto se amplía la «visión» sobre las soluciones para la nación. Por lo que enfatizó que junto a los demás empresarios vieron a «una academia conciente», con la que van a «trabajar juntos».

LEA: Juramentan a nuevo fiscal de la CCIC; le piden trabajar por el bien común

Estudiantes no ven futuro ni oportunidades

En el comunicado emitido por la CCIC, se expone la problemática que viven los estudiantes, quienes -según los rectores- se «tienen que retirar de las universidades porque no pueden pagar». Mientras que otros que terminan su pénsum académico tienen sólo la opción de emigrar ante la falta de empleo en Honduras.

En ese sentido, Marlon Brevé compartió que cuando platica con los alumnos -independientemente del estrato social- es preocupantes escuchar «que siete de cada 10 planean irse del país». También pidió a otras cámaras y a cúpulas del Cohep para que se unan a la iniciativa de la CCIC.

Por tal razón hay preocupación, ya que talentos que pueden contribuir al crecimiento de la nación se están yendo. De tal forma que Ada Cantarero manifestó: «Estamos en un momento histórico, y sectores importantes como el académico y el sector productivo podemos aportar».

De su lado, Javier Mejía dijo que hay preocupación y «debemos hacer algo ante lo que está ocurriendo».

Asimismo, Senén Villanueva fue preciso y dijo que la academia debe de estar cerca del sector empresarial porque «todo está concatenado». Y agregó: «Todos debemos trabajar juntos para aspirar a mejores niveles de desarrollo y ser competitivos».

Otros temas que se tocaron en dicho encuentro fue la entrada en vigencia del nuevo Código Penal. También acordaron realizar actividades que «despierten conciencia social».

Aquí el comunicado íntegro: