Creían que pescador había muerto por Eta y ¡»revivió» en pleno velorio!

586
Pescador Castellón fallecido
Itón se acercó al ataúd y sonrió, su familia le tenía el servicio fúnebre listo.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. El pasado 3 de noviembre llegó a la familia Castellón la fatídica noticia de que el líder del hogar había fallecido. El suceso les llegó desde el cayo South Cay.

Mientras trabajaba en la pesca en alta mar, Itón Castellón falleció luego de que él y otro grupo de misquitos, quedarán atrapados en las aguas debido al todavía huracán categoría cuatro, Eta, le narraron a la familia.

Itón murió a causa de un paro cardíaco en medio de grandes olas y del indomable viento, argumentaron los pescadores que lo acompañaban. Ante la lamentable noticia, la familia del pescador rentó una lancha para poder ir por el cadáver de su familiar que anteriormente trabajó en Tegucigalpa como pastor evangélico; sin embargo, para evitar los embates del COVID-19 volvió a su tierra natal para dedicarse a la pesca ante las pocas posibilidades de trabajo en la zona.

Todo el cortejo fúnebre estaba listo para la llegada de Itón y posterior sepultura, pero sucedió lo inesperado, como de película, en el lugar se escucharon gritos, hubo asombro y aplausos cuando llegó el cuerpo del supuesto fallecido, puesto que Castellón llegó con vida.

Lea también: Sonrisa llena de «esperanza»: Niña juega en lodo después de inundaciones

Desmayo

Según lo informado, no fue un paro cardíaco, sino que, fue un desmayo el que sufrió Itón a causa de la violencia que Eta ejercía en el abrumante océano.

«Fue algo muy impresionante para la familia y amigos de la comunidad, unos cantaban y otros gritaban de la alegría y tanta emoción agradeciéndole a Dios por el regreso de su hijo», expresó Marylin Bendles, una de las testigos del «milagro en alta mar«.

Itón volvió en carne propia a su lugar de origen, sin embargo, no podía ni hablar luego de la aterradora experiencia, pero vivió para contarla.

«Por la gracia de Dios estoy vivo«, fue lo poco que dijo Itón. Posteriormente, él se  acercó al ataúd que habían comprado para despedirlo y sonrió.


Nota para nuestros lectores:

Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace:https://bit.ly/tiempodigitalhn