Crean iniciativa que ayuda y anima a vivir «Un año sin cerveza»

Dos antiguos 'brokers' han fundado una empresa que ayuda a la gente a dejar el alcohol durante periodos de entre un mes y un año.

453
Dejar las cevezas por un año tiene sus beneficios.

Ruari Fairbairns, un ex broker del sector energético, es el fundador de la iniciativa One Year No Beer o Un año sin cerveza, con la cual se pretende transformar la vida de los demás ayudándoles a dejar de beber alcohol.

La cerveza es, para muchos, una habitual compañera de mesa a la hora de las comidas, el tardeo, la hora del aperitivo, las cenas y las salidas nocturnas. Suena quijotesco romper con este tipo de relaciones con la cerveza u otras bebidas alcohólicas, pero eso es justamente la misión que se ha puesto el británico Ruari Fairbairns. Él es el fundador de OYNB, siglas inglesas de One Year No Bear.

OYNB es un programa que anima y ayuda a sus usuarios a dejar, aunque sea temporalmente, las bebidas alcohólicas. El principal reclamo que Fairbairns hace para ofrecer su programa es el de las mejoras en la salud que experimentan quienes aparcan los placeres etílicos. Fairbairns habla por experiencia propia.

«Yo hice carrera en Londres como broker en el mercado del petróleo, un trabajo que es sinónimo de participar en eventos donde se bebe. Beber es parte esencial del trabajo. Yo tuve mucho éxito como broker», cuenta Fairbairns a EL ESPAÑOL.

Ruari Fairbairns, fundador de la iniciativa.

Con ese trabajo, este escocés que está a punto de cumplir los cuarenta años, llegó a ver la bebida como un problema. Pero alejarse de ella también era algo problemático. «En 2013, después de haber empezado a hacer meditación y a darme cuenta de lo importante que se había vuelto la bebida en mi vida, le comenté a mi jefe que iba a romper con el alcohol.

Él me advirtió: ‘vas a cometer un suicidio comercial si no bebes'», rememora Fairbairns. Al final, pasó de su jefe. «Le llevé la contraria. En seguida, mi vida empezó a mejorar, me sentía más en forma, estaba más sano, era más rápido, más feliz, mejor padre, mejor marido», asegura.

Se le conoce como «mercaurante» y tiene el objetivo de hacernos la vida más fácil cuando no tenemos tiempo ni para comer.

Ni una gota de alcohol

Pasó dos años sin probar ni una gota de alcohol. En ese tiempo conoció a Andy Ramage, otro broker. Este también estaba probando vivir una temporada sin probar ni gota de alcohol. Ambos coincidían en lo sensacional que resultaba esa nueva vida alejada de las bebidas alcohólicas

Ruari Fairbairns, fundador de «Un año sin cerveza».

. Fue entonces cuando pensaron en crear OYNB.

«En 2016 lanzamos el programa para dejar de beber, primero fue gratis, para así tener mucho impacto», dice Fairbairns. «Pero claro, lo gratis nunca es gratis, nos costó mucho dinero, aunque vimos que servía.

En poco tiempo teníamos a unas 20.000 personas de todo el mundo inscritas. Había gente siguiéndonos de todas partes: de China, la India, Brasil, Portugal…», añade.

«Un organismo vivo de gente que te ayuda»

Hoy la comunidad a la que llega OYNB la componen unas 60.000 personas, según datos internos de la compañía que han terminado creando Fairbairns y Ramage. Toda esa gente ha aceptado uno de los «retos» que plantean Fairbairns y compañía. A saber, estar 28, 90 ó 365 días sin beber.

Esos son los tres «programas» que ofrecen en OYNB. En ellos, los miembros que deciden pagar por formar parte de esa comunidad reciben, principalmente a través de newsletters y vídeos diarios, mensajes de apoyo para enfrentarse al estar alejado del alcohol.

Fairbairns y Ramage han creado, con esa comunidad de 60.000 personas, «un organismo vivo de gente que te ayuda». «Cuando escribes en nuestro foro tus problemas ante, por ejemplo, la aparición de un repentino e irrefrenable deseo de beber alcohol, recibes unos, pongamos, 140 comentarios de gente que te anima a seguir sin beber, que te da consejos y demás», explica Fairbairns.

Tenemos un sistema de likes que permite a quienes los recibe segregar dopamina, por lo que ante un deseo así de volver a beber, te acabas sintiendo bien sin necesidad de beber. Eso es el poder de tener a una tribu», añade, aludiendo a la hormona que libera el hipotálamo y cuyos efectos están asociados a la sensación del placer, entre otras cosas.
Beneficios para la salud de sólo un mes sin beber alcohol.

Científicos cuantifcarán los beneficios

OYNB apenas lleva tres años funcionando, pero sus responsables ya mantienen algunos contactos con la comunidad científica. A Fairbairns le interesa que los científicos cuantifiquen los beneficios de aparcar las botellas de alcohol, aunque sólo sea temporalmente.