COVID-19, «nació» en un mercado chino y se apoderó de 187 países

513
COVID-19
Según las investigaciones, todo inició en el mercado de mariscos Huanan de Wuhan, capital de la provincia Hubei, en China.

¿Quién pensaría que aquellos casos aislados de neumonía pondrían de rodillas al mundo? Apenas cinco meses desde que Wuhan, China, fue la «cuna» para uno de los coronavirus de mayor propagación, la COVID-19.

En poco más de 150 días, el virus tomó como sus presas a los habitantes de 187 países del mundo: actualmente hay más de 4 millones de casos activos, más de 285 mil muertes pero en contraparte, casi 1 millón 500 personas ganaron la batalla.

Diario TIEMPO Digital, en un reportaje que constará de tres partes, le contará detalle a detalle la evolución de la COVID-19: cómo pasó de brote a epidemia, y luego a ser declarado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), como una pandemia.

Una pandemia que así como ha sacado el lado más humano de las personas, expuso las deficiencias de cada Sistema de Salud y remarcó aún más los serios problemas de corrupción en países de Latinoamérica, incluyendo el nuestro, Honduras.

La «cuna» del coronavirus

En la segunda semana de diciembre de 2019 se reportaron cuatro personas con síntomas similares como la tos, dolor de garganta y dificultad para respirar; se creía que era una infección atípica muy inusual, estrechamente ligada con la neumonía.

Como se recordará, la mortal enfermedad forma parte de la familia de los «coronavirus» y se quedó con ese nombre. Hasta que en febrero de 2020, la OMS determinó nombrarlo como la «COVID-19».

Según las investigaciones, todo inició en el mercado de mariscos Huanan de Wuhan, la extensa capital de la provincia Hubei, en China central. El primer infectado, era un hombre, cliente frecuente de ese mercado.

Así lo sostuvo el doctor Asok Kurup, presidente de Enfermedades Infecciosas del la Academia de Medicina de Singapur, quien en declaraciones a una cadena internacional, dijo que «las investigaciones indicaban que la mayoría del pequeño número de casos parecían venir de esa parte del mercado».

En ese lugar, era común la comercialización legal e ilegal de la vida salvaje, «y esa información, nos hizo pensar que la enfermedad venía de los animales. Tal vez entre especies, pero no sabemos porque tienen a todos los animales juntos en jaulas y es un buen medio para que pueda saltar de una especie a otra y después romper la barrera de la especie y saltar a los humanos», explicó Kurup.

Pese a que había un indicio, el experto también explicó que determinar específicamnete qué animal y cuál fue el reservorio que generó el virus, tomará mucho tiempo.

Lea también: Cifras del coronavirus| Países remotos o en dictadura sin un caso, ¿cuáles son?

La enfermedad

Una vez que la enfermedad se convirtió en una amenaza para China, descubrimientos subsecuentes revelaron que el nuevo brote, era causado por un coronavirus con un 76 % de similitud genética con el coronavirus del SARS (síndrome respiratorio agudo grave).

Sin embargo, los investigadores determinaron una única diferencia entre el SARS y la COVID-19; y es que esta último, es menos letal pero mucho más contagioso.

Cuando la OMS declara emergencia mundial ante el brote de la COVID-19, la enfermedad ya se había propagado por las 31 provincias de China y llegó a más de 25 países de Asia, Europa y América.

Además, ya había cobrado la vida de 1,200 personas en solo los primeros dos meses desde su aparición. La velocidad y escala con que se propaga el virus es impresionante, según catalogaron científicos chinos.

Inicialmente, las autoridades de China creyeron que el virus solo podía propagarse consumiendo carne de animal contaminada. En consecuencia, el mercado Huanan de Wuhan fue cerrado en su totalidad.

Lo que sorprendió de la enfermedad es que, el 20 de enero, se descubrió que el virus podría transmitirse entre humanos; el cierre de ciudades inició en China y esa medida se imitó en cientos de países del mundo.

Falta de higiene contribuyó a la propagación del virus 

De acuerdo con el doctor Leong Hoe Nam, especialista en Enfermedades Infecciosas del Centro Médico Mount Elizabeth, en Singapur, en el mercado donde se originó el coronavirus «no limpiaban las jaulas y las heces pueden circular, ahí se respiraba el virus», agregó.

Asimismo, aseguró que «un día, el virus se adaptará bien a los animales y humanos en contacto, y aparecerá la mutación correcta en la que el receptor se ajuste muy bien a los humanos y que permita la transferencia entre personas».

Por otro lado, Nam explicó que los coronavirus son comunes en especies de animales como camellos, ganado, felinos y murciélagos. «En ocasiones, las cepas del virus mutan y se propagan de animales a humanos. Este salto fue evidente con el nuevo coronavirus 2019 y el SARS en 2002».

Sostuvo que la COVID-19 es muy inusual puesto que se propaga entre individuos e incluso al hablar, contrario al SARS.

Que surgió naturalmente es una teoría, pero el ganador del Premio Nobel de Medicina en 1983 y descubridor del VIH, Luc Montagnier, apunta que el coronavirus SARS-CoV-2, habría sido creado «accidentalmente en un laboratorio chino».