Covid-19: Joven escapa de hospital y toma un barco; pasajeros están en cuarentena

307
COVID-19
¿Qué haría usted sin un infectado con coronavirus se escabulle en una embarcación donde usted está? Sucedió en Sudamérica.

REDACCIÓN. La Justicia argentina podría imputar una pena de hasta 15 años de prisión a un joven que, tras ser diagnosticado con COVID-19, abordó un ferry con 400 pasajeros. Eso provocó que ahora todos deban permanecer en cuarentena en Buenos Aires.

El joven se había escapado de un hospital en Uruguay antes de emprender el viaje.
El buque “San Patricio” de la empresa Buquebus, que conecta las costas de Uruguay y Argentina a través del Río de la Plata, partió del puerto uruguayo de Colonia (oeste) a las 18.30 del jueves 19 de marzo.

Se informó que llegó al puerto de Buenos Aires una hora después, pero a los 400 pasajeros a bordo se les requirió por las autoridades portuarias, según informó un canal argentino.

A los pasajeros se les informó que, en el puerto argentino, a uno de ellos se le diagnosticó con COVID-19, por lo que, en cumplimiento con las medidas dispuestas por Argentina, todos deberían cumplir con una cuarentena obligatoria de 14 días.

Según recogió el medio argentino, fue el propio infectado el que informó a la tripulación de su situación, motivando que los funcionarios debieran activar los protocolos.

El joven, de 22 años y con COVID-19, quedó detenido y a disposición de la Fiscalía de la Nación argentina; esa entidad busca corroborar si efectivamente padece de coronavirus para evaluar una posible imputación por “propagar una enfermedad peligrosa y contagiosa para las personas”.

El Código Penal argentino prevé una pena de entre 3 y 15 años de prisión para ese delito.

Lea también: Covid-19: hombre inventa cápsula para trasladar a su hijo sin que se contagie

Desde Países Bajos ya presentaba síntomas de COVID-19

Además, se supo que el joven había llegado con síntomas respiratorios desde Países Bajos a Uruguay, donde estuvo en Punta del Este y en Montevideo.

Una vez en la capital uruguaya, se le ingresó en un hospital público, desde donde se escapó luego de recibir un primer diagnóstico de covid-19. Antes de lograr abordar el buque hacia Buenos Aires, el joven viajó unos 180 kilómetros entre Montevideo y Colonia.

En tanto, a los 400 pasajeros del ferry se les colocó en cuarentena en un hotel de la Ciudad de Buenos Aires; ese recinto está destinado para pacientes leves o casos sospechosos en cuarentena.

Desde el viernes 20, en todo el territorio argentino rige una cuarentena obligatoria para toda la población, excluyendo únicamente actividades esenciales.