COVID-19: Falta de transparencia en lote de camas que adquirió Copeco

814
camas
el lote aquiridó por Copeco consta de 92 camas que se utilizarán en los centros de aislamiento que ubicarán en Copán.

TEGUCIGALPA-HONDURAS. Este martes, la Comisión Permanente de Contingencias a través del Sistema Nacional de Gestión de Riesgo (Sinager), dio a conocer, con bombos y platillos, la entrega de un lote de 92 camas con las que presuntamente se acondicionarán los centros de aislamientos que instalarán en Copán para dar asistencia a las personas contagiadas con el virus COVID-19.

Sin embargo, ninguna de las autoridades involucradas en el tema dio a conocer sobre los proveedores y bajo que parámetros realizaron la adquisición de dichos artículos.

“Dando atención a la emergencia por #COVID19, y como parte de su labor del Gobierno de la República a través del #Sinager, se entregó un lote de 92 camas con las que se acondicionarán los centros de aislamientos que se instalarán en #Copán para dar asistencia a las personas contagiadas con #Coronavirus en esa zona del occidente del país”, así lo anunciaron las autoridades de Copeco.

En ese sentido, de manera extraoficial, se conoció que una reconocida marca del país vendió dichas camas, mismas que presuntamente traen desde Guatemala.

Al parecer, las autoridades de gobierno llegaron a un acuerdo con dos reconocidas marcas hondureñas para que estas pueden vender camas durante la emergencia del COVID-19 que afecta el país.

Mientras que las demás distribuidoras y fabricantes de Honduras no pueden ofrecer su producto para suplir a los hospitales y centros de salud.

Lea también: BCIE: Honduras comprará 250 mil pruebas rápidas de COVID-19

Funcionarios desconocen información sobre la compra de camas

Tiempo Digital llamó al titular de Copeco, Gabriel Rubí para consultarle más detalles sobre el valor de la compra, los proveedores y bajo qué condiciones se obtuvieron dichas camas, pero el funcionario no respondió la llamada. Su teléfono celular estaba fuera de línea y mandó directamente al correo de voz.

También se llamó al vocero oficial de Sinager, el doctor, Francis Contreras. Este nos remitió a la Agencia de Regulación Sanitaria (ARSA) y allí dijeron que esos detalles solo los conocía la Secretaría de Salud.

Por lo anterior, se intentó, en repetidas ocasiones, establecer comunicación con la titular de la Secretaría de Salud, Alba Consuelo Flores. No obstante, no hubo respuesta por parte de la personera.

También se habló con el vice-secretario de Salud, Roberto Cosenza  y este manifestó no saber nada de dicha entrega. Y que esos datos solo los manejaba el titular de Copeco, Gabriel Rubí. Asimismo, se habló con personal de mercadeo de Copeco y estos también indicaron que la información solamente la maneja Rubí.

Falta de transparencia

Posteriormente, Tiempo Digital se comunicó con una persona encargada del departamento de comunicaciones de Copeco y esta nos remitió con el sub-comisionado de esa misma institución supuesto encargado de la entrega.

No obstante, el servidor público manifestó “ese tema no lo estoy manejando yo, solamente me encargo del ingreso de las cosas. Eso se está manejando desde la central de Copeco”, estableció.

Cabe señalar que hasta el momento las autoridades gubernamentales no aclaran sobre quienes fueron los proveedores, a qué precio se compraron las camas. Y bajo que condiciones las adquirieron.

Tanto los funcionarios de Copeco, Sinager y Secretaría de Salud desconocen el tema. Los burocratas dejaron a un lado la transparencia al no difundir información precisa sobre la compra de insumos para atender la emergencia sanitaria.

Esto sin mencionar que en ninguna de las plataformas digitales de las instituciones antes mencionadas se socializó la polémica compra.