29.6 C
San Pedro Sula
viernes, enero 21, 2022

COVID-19: Extorsionadores buscan formas de subsistir, según FNAMP

Debes leer

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Para tratar de subsistir en medio de la crisis sanitaria que vive Honduras por la propagación del COVID-19, las estructuras criminales que se dedican a la extorsión, cambiaron la mecánica de delinquir, por lo que, ahora optan al contrabando y al micro tráfico de drogas.

Así lo reveló, a través de medios locales, el portavoz de la Fuerza Nacional Antimaras y Pandillas (FNAMP), Mario Fu, quien dijo que no es que las organizaciones criminales hayan dejado de extorsionar, sino que actualmente buscan la forma de cómo intimidar a comerciantes en barrios y colonias.

Cabe señalar que la extorsión por parte de grupos criminales contra el Transporte se redujo considerablemente a causa de la paralización de ese sector producto de la emergencia sanitaria por el COVID-19.

Sin embargo, Fu dijo que la reducción del delito se traduce a que los miembros de las maras y pandillas no quieren arriesgarse al contagio del COVID-19.

“Los criminales no quieren morir por el COVID-19. Además, temen que los capturen, porque las acciones policiales están más fuertes ante el cumplimiento del confinamiento”, aseguró el vocero de la FNAMP.

Lea también: TGU: FNAMP captura a dos sujetos por llevar marihuana dentro de barril

Criminales están doblemente expuestos, según Mario Fu

En ese sentido, el entrevistado puntualizó que los criminales, a fin de agenciarse fondos de forma ilícita, ahora escogieron el contrabando y al micro tráfico de drogas.

Fu ejemplificó lo anterior con el decomiso que la FNAMP realizó el pasado 7 de abril en carretera hacia Olancho. En dicha operación se incautaron más de 300 paquetes de supuesta marihuana en una ambulancia que conducían dos empleados del Hospital Escuela.

Asimismo, se refirió a la confiscación de una tonelada del mismo alucinógeno el 23 de abril durante un operativo en el bulevar Fuerzas Armadas de Tegucigalpa.

“No es que ellos no quieran seguir generando la amenaza. Lo que pasa es que están doblemente expuestos. Uno, porque ellos también pueden contagiarse de COVID-19; y dos, al no haber autobuses en las calles, no tienen la forma de amenazar a los conductores, cobradores y despachadores para quitarles la vida”, enfatizó.

Para finalizar, el portavoz de la FNAMP sostuvo que los criminales se quedaron, hasta cierto punto, acorralados en medio de la crisis del COVI-19.

Más noticias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Hoy en Cronómetro