COVID-19: Crisis económica será peor que la registrada tras el Mitch, prevé BCIE

379
BCIE
Dante Mossi, presidente del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE).

TEGUCIGALPA, HONDURAS. «Una contracción severa que no se ha visto desde la Gran Depresión de los años 30» padece Centroamérica en la actualidad, fueron las palabras durante una entrevista a EFE, de Dante Mossi, presidente del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE).

Asimismo prevé que en países centroamericanos se reportarán cifras más alarmantes que las que se registraron en 1998 con el huracán Mitch y otros fenómenos naturales de impacto en la región.

«En la medida que comencemos a salir de la emergencia sanitaria nos vamos a encontrar con una crisis económica sin paralelo», dijo Mossi. Esto, porque la crisis provocada por el COVID-19 puede destruir millones de puestos de trabajo en la región debido al cierre de empresas, advirtió.

«Muchas empresas han cerrado, cuando las personas salgan de sus casas a buscar su empleo, se van a llevar la sorpresa de que no existe un empleo para ellas», agregó.

Lea también: Informe del BCH: Deuda pública asciende a $9.919,3 millones en 2020

Políticas agresivas en el Triángulo Norte

De acuerdo con el personero del BCIE, el Triángulo Norte implementó «políticas muy agresivas». Estas, han sido «buenas» pues han «limitado el escenario pesimista» de llegar a tener hospitales insuficientes para atender la pandemia.

«A pesar de que hay insuficiencia de atención médica, no es a niveles catastróficos como se había dado un posible escenario cuando comenzó la pandemia», explicó.

En vista de ello, Mossi manifestó que espera un control del «crecimiento acelerado» en la región sobre los contagios para esta semana. Posteriormente se debe planificar qué hacer después.

Endeudamiento

Por otro lado, enfatizó que hay un evidente daño en la infraestructura y agricultura centroamericana. Ante ello, los gobiernos tendrán que «endeudarse para poder estimular el gasto público».

«No es el momento de dejar de gastar, no es el momento de ser austeros. Lo contrario, es el momento en el que los gobiernos tienen que comenzar a usar su poder privilegiado de la economía para disparar la inversión, el gasto», aseguró Mossi que es la posición del Fondo Monetario Internacional (FMI).

A renglón seguido, sostuvo que si bien es cierto habrá endeudamiento, los gobiernos tendrán la tarea de analizar hasta dónde se pueden endeudar para «arrancar su economía».

«Es urgente, prioritario, que se derrote el contagio de COVID para comenzar a trabajar en la economía» de los países centroamericanos, subrayó.

De interés: COVID-19: Economista prevé desplome del 10% del PIB en Honduras

Coexistir con el COVID-19

En ese mismo contexto, el titular de la citada entidad financiera, advirtió a la población que la vacuna contra el COVID-19 «no va estar lista en el corto plazo». En consecuencia, instó a «aprender a coexistir» con el virus.

Así también, precisó que el sector salud ha sido desatendido en la región a excepción de Nicaragua y Costa Rica.

Sumado a ello, Mossi recordó que el abril de 2020, se aprobó en la sede de Tegucigalpa, el Programa de Emergencia de Apoyo y Preparación por casi 2 mil  millones de dólares. Esto, para prevenir y contener la expansión del coronavirus, y fortalecer la economía regional.

En el caso de Honduras y El Salvador, ambos países accedieron a un crédito con el BCIE por 50 millones de dólares cada uno para aumentar sus esfuerzos de prevención, detección y tratamiento de COVID-19, y apoyar a personas pobres afectadas, explicó el alto funcionario.

Por si fuera poco, el BCIE también aprobó 200 millones de dólares para fortalecer la posición del Banco Central de Honduras (BCH) en el marco de la crisis por la pandemia; mientras Costa Rica ha solicitado un crédito por 200 millones de dólares.

El organismo bancario centroamericano ha donado en dos ocasiones kits de extracción necesarios para diagnosticar el coronavirus a los países de la región y prepara un tercer donativo, recordó.

Irregularidades en Honduras

Como ya es de conocimiento público, el tema de las compras durante la pandemia han generado fuertes señalamientos en Honduras.

Sobre ello, Mossi dijo que la adquisición de insumos médicos durante la pandemia es «bien complicado»; sin embargo «no es sorpresa» que en muchos países se registren denuncias sobre «falta de transparencia en el manejo de recursos».

«No solamente se necesita fondos frescos, sino también gestión eficiente. En el caso de Honduras, el gobierno tendrá que tomar todas las acciones necesarias para rápidamente eficientar su sistema (de salud). Quizás deba descentralizarlo, para que el manejo de la crisis sea menos responsabilidad del sistema centralizado», agregó.