Covid-19: 50 casos positivos en navío Charles de Gaulle

304
Covid-19
El portaaviones Charles de Gaulle, navegando por el Atlántico.

REDACCIÓN. Ya hay 50 casos positivos en el navío, que se han trasladado a una zona del barco donde permanecen en cuarentena por Covid-19.

Lo que al principio era una sospecha de Covid-19, se ha acabado confirmado. Tres marineros del portaaviones nuclear francés Charles de Gaulle fueron evacuados el jueves en helicóptero «con carácter preventivo» tras confirmarse que a bordo de este barco militar hay 50 casos positivos por coronavirus.

«Los resultados de las 66 pruebas realizadas concluyeron la presencia de 50 casos positivos a bordo del Charles de Gaulle», anunció hoy viernes en un comunicado el ministerio francés de Defensa, dos días después de revelar que había casos sospechosos de Covid-19 en ese portaaviones.

Un equipo médico -formado por dos médicos epidemiologistas, un experto en bioseguridad y un médico encargado de realizar las pruebas a los marineros– se trasladó el 8 de abril en helicóptero hasta el portaaviones, que se encuentra navegando por el océano Atlántico cerca del estrecho de Gibraltar rumbo a Francia.

Lea también: Covid-19: 100,000 muertos a nivel mundial

Identificar circuito de contaminación

«El objetivo es identificar el circuito de contaminación y apoyar el protocolo permitiendo limitar la propagación del virus», añadió el ministerio de Defensa. De momento, no se ha constatado un deterioro del estado de salud de la tripulación de ese portaaviones francés.

Los tres marineros fueron evacuados por helicóptero hasta el aeropuerto de Lisboa (Portugal) y trasladados después en un Falcon 900 medicalizado hasta el hospital militar de Sainte-Anne en Tolón, donde se encuentra la base militar del Charles de Gaulle en la costa mediterránea en el sureste de Francia.

Las evacuaciones se realizaron por precaución y para «mantener las capacidades médicas del portaaviones» ante eventuales complicaciones de los casos detectados. De momento, no hay ningún caso grave entre los 1.760 ocupantes del portaaviones.

Los contagiados han sido confinados en una zona del portaaviones previamente habilitada para ello y se ha generalizado el uso de mascarillas a bordo para evitar más contagios. «La salud de la tripulación es la prioridad del ministerio de Defensa y de los mandos», subrayó el primero en el comunicado.

Navegando en aguas del Atlántico a la altura de Portugal

El portaaviones se encontraba navegando en aguas del Atlántico a la altura de Portugal cuando se detectaron los primeros casos sospechosos de coronavirus. Unos 40 marineros presentaban hace unos días síntomas compatibles con una posible infección por Covid-19, pero no tenían tests a bordo para confirmarlo. Por ello, tuvieron que enviar un equipo médico exterior para realizar las pruebas.

El Charles de Gaulle partió de Tolón el 21 de enero, cuando todavía no se había detectado oficialmente ningún caso en Francia de Covid-19. El misterio continúa sobre cómo el virus se embarcó en el portaviones y quién es el paciente cero del barco. Desde el 15 de marzo, la nave no había hecho ninguna escala y no había recibido ningún visitante a bordo.

Se sospecha que el contagio se produjo precisamente durante la escala que el portaaviones efectuó en Brest, noroeste de Francia, entre el 13 y el 15 de marzo. Por esas fechas, el Gobierno francés no había decretado todavía el confinamiento de la población, pero había ordenado ya el cierre de bares y restaurantes y recomendaba a los franceses quedarse en casa. El 15 de marzo se celebraron la primera vuelta de las elecciones municipales en Francia. El 16 de marzo los colegios cerraron sus puertas. Hasta el 17 de marzo no se decretó la cuarentena en todo el país.

Tras detectarse los casos sospechosos de coronavirus en la nave, se decidió adelantar el regreso a Tolón del portaaviones, que inicialmente tenía previsto terminar su misión el 23 de abril. Se espera que llegue a puerto a inicios de la próxima semana.

Meses en operación militar

El Charles de Gaulle, que ha participado en los últimos meses en una operación militar en el este del Mediterráneo y en maniobras navales en el mar Báltico, no es el único barco afectado por el coronavirus. La epidemia también ha llegado a varios cruceros turísticos y al portaaviones Theodore Roosevelt de Estados Unidos.

La ministra de Defensa, Florence Parly, ha reiterado en los últimos días que la extensión de la pandemia, no impedirá que el Ejército francés cumpla con sus misiones. Los militares también participan activamente en Francia en la lucha contra el coronavirus dentro de la llamada Operación Resilencia. Ofrecen ayuda logística y apoyo a los gobiernos locales y al personal médico.